Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopush.png
¿Quieres saber más de las producciones de Caracol TV? Activa las notificaciones y recibirás información al instante.
¡Veámonos!
Nos vemos luego

Publicidad

Restauradores de juguetes, el oficio de la tradición y la nostalgia por la infancia

Hace más de 40 años existe una clínica donde las hermanas Casas Reyes se dedican a darles una nueva oportunidad a esos juguetes que guardan recuerdos inolvidables.

Thumbnail

Cuando somos niños, los muñecos se convierten en nuestros primeros amigos, con quienes descubrimos el mundo y vivimos aventuras gracias a la imaginación. Pero crecemos, pasan los años y es inevitable que nos alejemos, aunque hay algunos que guardamos por su valor sentimental y la nostalgia por la infancia.

Para esos juguetes, que con el paso del tiempo empiezan a deteriorarse o son víctimas de accidentes caseros o mascotas, hay un lugar donde los tratan como si fueran sus dueños o como si tuvieran vida propia. Se trata de la Clínica de Muñecos Casas Reyes, una empresa familiar ubicada en el barrio Palermo, en Bogotá, que lleva más de 40 años ‘curando’ a estos ‘pacientes’.

Publicidad

En ‘urgencias’ los recibe Gladys Casas Reyes, quien los revisa, da un diagnóstico de acuerdo a los síntomas que ‘padecen’ e indica un tiempo estimado de ‘hospitalización’. Una vez son internados, los juguetes inician su proceso de restauración, el cual puede incluir injertos, limpieza, maquillaje, vestuario y hasta peluquería. Ella, junto a su hermana Mercedes, uniformadas completamente de azul, se arman de agujas, hilos, tijeras y telas, para tratarlos con la precisión propia de un cirujano.

Tras una recuperación que puede durar hasta semanas, los pacientes son dados de alta para que regresen a su hogar y puedan hacer felices de nuevo a niños y grandes. Para la restauradora Gladys Casas Reyes la satisfacción más grande de su oficio es la emoción de los dueños cuando los recogen y ven la transformación de sus muñecos.

Durante las cuatro décadas de trabajo son un sinfín de historias alrededor de los juguetes que han escuchado las hermanas Casas Reyes, como los muñecos de felpa con los que duermen los más pequeños o la muñeca que atesora una viuda, pues fue el primer regalo que recibió de su esposo.

Publicidad

La Clínica de Muñecos Casas Reyes es la más antigua del país, pues existe desde 1979. Sin embargo, los padres de estas hermanas fueron los que empezaron con la tradición de la restauración de juguetes. Un oficio que les devuelve la sonrisa a los dueños de los muñecos de felpa y plástico que guardan recuerdos inolvidables y avivan la magia e inocencia de la niñez.

📺 Sigue a Caracol TV en Google Noticias. 📺 Sigue a Caracol TV en Google Noticias.