Se encuentra usted aquí

Donatella Versace intenta acabar con su reputación al llamarse 'cálida y amable'

La diseñadora se considera una persona accesible y amable, pese a lo cual es muy consciente de que el público la percibe como una mujer "fría y distante".

Donatella Versace intenta acabar con su reputación al llamarse 'cálida y amable'

Foto: AFP

Foto: AFP

Icono de moda, excesiva, amante de las fiestas, mujer de negocios... Cualquiera de esas palabras se ajusta a la imagen pública que Donatella Versace se ha ocupado de construir a lo largo de las últimas décadas, y que finalmente parecen haber acabado por eclipsar algunas de las otras cualidades desconocidas de la directora artística de la famosa firma que lidera desde la trágica muerte de su hermano Gianni.

Tal y como ha querido aclarar ella misma en una de sus entrevistas más personales, detrás de sus gafas oscuras, su melena platino y ese semblante serio se esconde una mujer cercana y accesible, algo que muy pocos llegan a descubrir debido al aura intimidante que proyecta.

"Pienso en mí misma como una persona cálida... y muy leal. Pero se me percibe como una persona fría y muy distante", ha reconocido la diseñadora durante su episodio de '73 preguntas con' para la revista Vogue, grabado en el interior del antiguo apartamento de Milán de Gianni. "La gente cree que no soy amable".

Sin embargo, que nadie espere que la musa italiana se anime algún día a desmontar los mitos y leyendas que la rodean en una hipotética autobiografía.

"Nunca, jamás", ha afirmado sobre la posibilidad."Me gusta mantener todos los errores que he cometido a lo largo de mi vida en privado", matiza con una sonrisa pícara.

A lo largo de la conversación, en la que muestra algunas de las estancias de la lujosa residencia de su fallecido hermano -ahora suya-, Donatella se define como "absolutamente feminista" y centra parte de sus respuestas en ese tema, afirmando que su gran inspiración son "las mujeres fuertes de todo el mundo", a quienes admira por encima de todo, y que uno de sus mayores deseos sería que se prestara más atención a los problemas que estas afrontan en distintos países y sociedades.

"Creo que el movimiento no hará más que crecer y fortalecerse", predice de cara a este 2018. "Ser mujeres hoy en día consiste en ser consciente de lo que sucede a tu alrededor en el mundo y hacer algo al respecto. Como he dicho antes, para mí [el feminismo] consiste de los problemas que tenemos y tratar de arreglarlos aunque sea un poco".

Por: Bang Showbiz 

 

 

Publicidad