Se encuentra usted aquí

Seis meses después de ser denunciado, Harvey Weinstein no ha sido inculpado

El productor está libre de demandas penales después de ser denunciado por acoso, agresión sexual o violación por un centenar de mujeres.

Seis meses después de ser denunciado, Harvey Weinstein no ha sido inculpado

Foto: AFP

Foto: AFP

Presionado por el movimiento Time's Up contra el acoso sexual en el trabajo, nacido del escándalo y las denuncias agrupadas en la etiqueta #MeToo, el fiscal del estado de Nueva York anunció que llevaría a cabo "un examen completo, justo e independiente" de las razones por las cuales el fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, no ha inculpado a Weinstein.

Desde la publicación el 5 de octubre de las primeras denuncias en su contra, Harvey Weinstein fue apartado de toda función al frente de la productora que lleva su apellido. 

Enfrenta múltiples demandas civiles que podrían arruinarle, y hay investigaciones policiales en su contra en Nueva York, Los Angeles y Londres.

Segundo intento de vender The Weinstein Company también fracasa

Su productora declaró la quiebra y anunció el fin de los acuerdos de confidencialidad que imponían el silencio a las víctimas y testigos de los abusos sexuales de Weinstein.

Tanto los activos como las deudas de la compañía, en la cual Harvey Weinstein y su hermano Robert poseen 42% de las acciones, fueron estimadas en el rango de 500 millones de dólares a 1.000 millones de dólares.

Pero el oscarizado productor, de 66 años, que no es visto en público desde octubre, no es blanco de ninguna acusación formal. Supuestamente sigue un tratamiento para los adictos al sexo en una lujosa clínica de Arizona.

Frente al impasse y en medio de sospechas sobre la imparcialidad de Vance, Time's Up, impulsado por actrices como Ashley Judd, Reese Witherspoon o Jessica Chastain, reclamó una investigación para verificar la "integridad" del fiscal de Manhattan y para "restablecer la confianza" en su despacho.

Time's Up citó el caso de la modelo italiana Ambra Battilana Gutierrez, que no dio lugar a ninguna acusación del fiscal de Manhattan en 2015, cuando la policía, en posesión de una grabación de audio comprometedora, pensaba que tenía un caso sólido.

El movimiento consideró asimismo "particularmente perturbadoras" las informaciones de prensa que indican que Vance puede haber cedido a la presión del equipo de abogados de Weinstein. Al menos un integrante de este equipo liderado por el célebre abogado Benjamin Brafman trabajó en el pasado para Vance.

Un portavoz del fiscal, Danny Frost, rechazó no obstante estas sospechas.

"La idea de que nuestro despacho podría recular ante la idea de procesar a un hombre poderoso es desmentida por nuestro trabajo diario y nuestro éxito precedente en la defensa de víctimas de agresiones sexuales", declaró. AFP

 

 

Publicidad