¿Cómo actuar cuando se tiene una pareja celosa?

¿Qué son los celos? ¿Es normal sentir celos? ¿Hay celos buenos o celos malos? ¿Qué dice la ciencia sobre estos? Itala Carmargo, experta sobre relaciones de pareja, habló sobre el tema.

Itala, profesora de la Universidad Católica de Colombia, es categórica cuando empieza a hablar sobre los celos y dice:

“Los celos son una de las situaciones que más ocurren en las relaciones de pareja e históricamente nos han enseñado que si nos aman, nuestra pareja debería sentir celos. Pues esto no es cierto”.

¿Qué son los celos? ¿Qué dice la ciencia al respecto?

Los doctores Octavio López y Mauricio Orellana de la Revista Hondureña del Posgrado en Psiquiatría hacen una aproximación a los celos desde un punto de vista médico y los definen así:

“Los celos son una reacción irracional compuesta de profunda pena, una sospecha o inquietud ante la posibilidad de que la persona amada nos reste atención en favor de otra”.

Además, aseguran que son una respuesta ante la amenaza o la pérdida real de la persona amada por un “rival real o imaginario”. Pero no solo esto exponen los especialistas hondureños, puesto que recrean el triángulo de los celos así: el celoso, el celado y el rival.

Itala Camargo indica que los celos se caracterizan por conductas de vigilancia y desconfianza.

Sobre los celos, la psicóloga española y especialista en terapia de pareja, Martha Ibáñez, asegura que:

"Los celos son la mejor muestra de la inestabilidad e inseguridad de la persona que los padece. La persona que es celosa cree que su pareja le debe algo más que su atención, quiere casi que le deba la vida y busca una relación que le permita ejercer ese control”, expone.

¿Qué hacer ante este ‘monstruo de los ojos verdes’, como lo definía William Shakespeare?

Así como lo explica Camargo, la base de los celos es la desconfianza.

Pero hay que descifrar de dónde proviene esta desconfianza: si surge de nuestro interior (desconfianza por hechos imaginarios) o de nuestra pareja (desconfianza por hechos reales), porque de la desconfianza germina la inseguridad y de la inseguridad nacen otras conductas que atentan contra el bienestar de la pareja.

Muchas de estas conductas, pueden constituirse en agresión y pasar la línea del respeto. En estos casos es necesario reevaluar si se continúa o no con la pareja.

¿Qué tipos de celos existen?

Un estudio publicado por El Indian Journal of Psychiatry asegura que los tipos de celos que existen son estos: celos normales, celos proyectados y los celos delirantes.

Cada uno es definido de la siguiente manera:

“Celos normales: se componen de la pena, el dolor ante la idea de perder al objeto amado y de la herida narcisista. Existe un sentimiento de hostilidad hacia el rival y autocrítica por la pérdida del objeto amado”.

Celos proyectados: ocurren a través de la infidelidad real o por impulso a la infidelidad que fueron reprimidos por el sujeto celoso. Tiene un carácter casi delirante, pero se puede realizar un análisis para determinar los motivos inconscientes de la fantasía”.

Celos delirantes: es la forma más grave de celos, también tienen su origen en la base del impulso reprimido a la infidelidad, pero los objetos de sus fantasías pertenecen al mismo sexo. Son conocidos como: “Una homosexualidad perteneciente a las formas clásicas de paranoia”.

Cabe señalar que los celos mórbidos delirantes, conocidos también como Síndrome de Otelo, producen condiciones psiquiátricas y se deben a factores de riesgo, que en casos extremos pueden llegar a tener tratamiento farmacológico.

La pregunta final para el celoso sería: ¿de dónde surge tu inseguridad?

Mira también:

Temas Relacionados: 
Publicidad
Más Contenidos