Se encuentra usted aquí

Liliana González se luce en La Nocturna con su personaje de Luz Dary

La secretaria de la universidad Graham dará un giro sorprendente en la historia. Así se prepara Liliana para interpretarlo.

Liliana González se luce en La Nocturna con su personaje de Luz Dary

Foto: Ana María Toro / Caracol Televisión

Foto: Ana María Toro / Caracol Televisión

La trayectoria y experiencia de Liliana González la han convertido en una actriz que deja huella con cada uno de sus personajes.

Su papel de Luz Dary en La Nocturna, los sueños nunca duermen, no es la excepción. Con sus ocurrencias y sensualidad, se han robado la atención del público.

Liliana describe a su personaje como una mujer “imprudente” y “confianzuda”.

“Es una mujer muy  sola que sueña con encontrar al hombre ideal pero no lo logra. Tuvo un romance con el profesor Mario que termina en una buena amistad, después intenta conquistar a Faber  pero por más que se acuesta con él, solo logra que él la trate como un desliz”, dijo.

La actriz asegura que este personaje se nutre de muchos matices que le exigen moverse en emociones diferentes y seguir el giro que la historia le va dando a Luz Dary.

Por eso se prepara para el caos que va a ocasionar con todas las cosas que deberá enfrentar su personaje.

No te pierdas ningún detalle de La Nocturna, los sueños nunca duermen

Para el segundo semestre de la serie la nueva rectora descubre que ella solo ha hecho un semestre de universidad y por eso la obliga a hacer la carrera de administración. Comienza a estudiar y se empieza a descubrir que tiene muchos gastos y las deudas se le crecen, se atrasa en pagos y las cobranzas la empiezan a perseguirla, por esta razón, se acuesta con Germán (el boyaco) para que le preste algo de los ahorros que él tiene guardados, pero Germán descubre que luz Dary tiene un problema, es compradora compulsiva”, agregó.

Todas esas circunstancias harán que Luz Dary decida aceptar una propuesta y termina vendiendo su cuerpo para poder reunir plata. La ambición y la  falta de cordura la harán  equivocarse mucho y pagar caro sus errores. 

Publicidad