Se encuentra usted aquí

El rapero Meek Mill aún no se siente 'libre' y esta es la razón

El controvertido rapero fue puesto en libertad a principios de esta semana tras varios meses luchando por recibir la condicional, pero él mismo ha recordado este jueves que todavía está inmerso en un difícil proceso legal.

El rapero Meek Mill aún no se siente 'libre' y esta es la razón

Después de más de cinco meses luchando en los tribunales para poder disfrutar de la situación de libertad condicional en la que finalmente se encuentra desde principios de esta semana -todo ello gracias a que la Corte Suprema de Pennsylvania revertió la decisión tomada al respecto por la jueza Genece Brinkley, quien denegó en varias ocasiones las peticiones del rapero-, el controvertido Meek Mill no ha dudado en hacer acto de presencia en la televisión estadounidense para defender una vez más su inocencia y, sobre todo, para dejar muy claro que no se sentirá completamente "libre" hasta que sea declarado inocente de los diversos cargos que aún tiene pendientes.

"No me he sentido libre desde que todo este caso empezó. Tenía 19 años entonces y ahora tengo 30", ha asegurado tajante el también exnovio de Nicki Minaj, quien fue detenido en el año 2008 acusado de sendos delitos de posesión de drogas y tenencia ilícita de armas, y desde entonces ha protagonizado varios encontronazos con las autoridades.

"Ahora tengo una gran responsabilidad sobre mis hombros porque mucha gente que está pasando por lo mismo cuenta conmigo para que siente un precedente que inspire el cambio", ha explicado en una entrevista al informativo nocturno del canal NBC.

Según la sentencia -ya invalidada- que en su momento le condenó a cumplir una pena de entre dos y cuatro años de cárcel, el intérprete habría violado en dos ocasiones los términos de la libertad vigilada que le había sido impuesta: primero tras grabarse a sí mismo haciendo maniobras ilegales con una moto de gran cilindrada y publicando ese material en las redes sociales y, poco después, protagonizando un altercado en el aeropuerto de San Luis (Misuri) cuando un seguidor quería sacarle una foto.

Pero al margen de su carácter conflictivo, tanto su equipo legal como numerosas figuras de relevancia en el mundo del hip hop -entre las que destacan nada menos que el rapero Jay Z- se implicaron activamente a lo largo de todo este tiempo para demostrar -como corroboraría más tarde el tribunal superior- que la condena era cuando menos desproporcionada y, sobre todo, que la mencionada jueza no había exhibido la debida imparcialidad a la hora de analizar y juzgar su caso.

"Quiero dar las gracias a Dios, a mi familia, a mis amigos, a mis representantes legales, a todo el equipo de Roc Nation [su sello discográfico], incluyendo a Jay Z, Desiree Perez, mi buen amigo Michael Rubin y a todos mis fans, sin olvidarme de todos aquellos que me han dirigido su amor, su apoyo y todo tipo de ánimos a lo largo de un momento tan difícil. Aunque los últimos cinco meses han constituido toda una pesadilla, las oraciones, visitas, llamadas, cartas y manifestaciones que se han celebrado por mí me han servido para mantenerme positivo", reza el comunicado que emitía el artista tras abandonar la prisión este martes.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad