Así como un gato, Esteban Chaves parece tener muchas vidas con las que quiere seguir pedaleando

El ciclista bogotano ha creado el Gran Fondo que lleva su nombre y con el que busca crear un programa social para ayudar a niños con problemas ortopédicos congénitos.

Nosotros tenemos una fundación desde hace cinco años. Al principio, la creamos para apoyar a los niños de Cundinamarca, poco a poco fuimos creciendo. Y gracias a la cercanía con el doctor Julio Sandoval y la Fundación Cardioinfantil lanzamos este proyecto y programa médicos para ayudar a niños con problema ortopédicos congénitos, iniciando en Bogotá y por qué no, en el mundo”, detalla Chaves sobre la Fundación Esteban Chaves y el Gran Fondo Esteban Chaves.

Después de un aparatoso accidente en 2013 parecía que todo estaba perdido para Chaves, pero un ángel apareció en su camino, el doctor Julio Sandoval.

Todos los médicos le dijeron que su carrera había terminado, excepto Sandoval, quien sí confió en su recuperación. No es para menos, el ciclista sufrió un trauma cráneo encefálico, sangrado de un pulmón, fractura en la mandíbula y en un hueso del oído, estuvo en estado en coma y tuvo una afectación de un nervio que le paralizó un brazo.

El doctor Julio Sandoval fue una especie de ángel, quien confió fielmente en salvarle su vida y su carrera.

Ahora, Chaves también se recupera de un virus que le atacó su sistema inmunológico en este año 2018, producto de una depresión luego de mucho trabajo y entrenamiento.

“Estamos muy contentos y emocionados por la respuesta de la gente. Cuando las cosas se hacen con amor suceden cosas buenas”, dice con una sonrisa de oreja a oreja el ciclista bogotano.

Vea completa esta entrevista.

Publicidad