Se encuentra usted aquí

¡Lo contó todo! David, de los Antioqueños reveló cómo es realmente el Infierno

El participante que más tiempo duró en este territorio confesó que lo que se vio en televisión, no se compara con lo vivido en la realidad.

¡Lo contó todo! David, de los Antioqueños reveló cómo es realmente el Infierno

Foto: Mauricio González / Caracol Televisión

Foto: Mauricio González / Caracol Televisión

David, el participante que más tiempo duró bajo el régimen de Osmín en el Desafío Súper Humanos XV años, fue eliminado de la competencia justo cuando tenía la última oportunidad de entrar a Fusión.

Aguantó como nadie las duras condiciones de este territorio, comió pescado con ensalada todos los días, perdió más de 8 kilos y se enfermó. Sin embargo, nunca bajó la guardia y cumplió su prometido que era salir compitiendo contra los más fuertes.

SU VIDA EN EL INFIERNO

En pantalla solo se veían unos minutos de lo que pasaba con él mientras los demás estaban en pruebas. En ese corto tiempo salían a relucir los gritos de Osmín, la soledad y las precarias condiciones de ese territorio.

De lo que se vio al aire a lo que David tuvo que vivir las 24 horas del día, hay mucho que contar. El paisa pasó días muy largos, entrenó más de lo que se imaginó y hasta tuvo que hacerse el loco cuando algo lo intentaba asustar en el Infierno.

“Los días comenzaban muy temprano. Yo me levantaba a hacer mi pescado de desayuno porque en cualquier momento llegaba Osmín para el entrenamiento de la mañana. Después hacía el almuerzo, otra vez pescado con ensalada y nos daban un corto tiempo para descansar, pues luego venía un segundo entrenamiento en la tarde. Los días más largos eran cuando llegaba alguien nuevo al territorio, pues éramos nosotros los que arreglábamos todo para su bienvenida”, aseguró David a Caracoltv.com.

A Osmín aprendió a tenerle mucho respeto e intentó sacarle el mayor provecho con su entrenamiento militar. Era una persona callada, exigente y nunca le dio suficiente confianza.

“Su papel era entrenar y duro. No cruzábamos mayor palabra en el día. Él solo decía que esa era su casa y se enfocaba en lo que tenía que hacer con nosotros. No tuvimos tiempo de convivir porque es alguien muy templado. Sin embargo, cuando salí me mostró su lado más humano al decirme que se quedó con ganas de verme en la Fusión”, aseguró.

De la competencia sale con grandes amigos, esos mismos que le agradecían allá por levantarles el ánimo y hacerles olvidar los malos trucos del Infierno.

“Nos pasaron varias cosas donde Osmín, pero yo tengo un pensamiento alejado de los fantasmas y todo eso. Creo que la mente muchas veces te juega una mala pasada y como allá el entorno es tan triste y desolado, uno asocia cualquier ruido con el miedo”, agregó.

SUS CAMPEONES           

El paisa de 31 años resalta la valentía de los que llegaron a la Fusión. Sin duda, su corazón siempre será Antioqueño y por eso no deja de apoyar a Diego, el único de su región que sigue vivo entre los finalistas.

Pero también admira el desempeño de Olímpico, la fuerza de Be y la inteligencia de Lucumí, quien con más de 40 años ha dejado clara que la edad jamás será un impedimento para cumplir sus sueños.

Por: Carolina Vergara / Periodista Caracol Televisión

Mira también: Marce, la Cachaca del Desafío que salió del abismo gracias a dos milagros de vida

La historia de vida que pocos conocen sobre Sin, la Cachaca del Desafío

¡Sin pelos en la lengua! Óscar aclara rumores de su relación con Diego

 

 

.

 

Publicidad