Se encuentra usted aquí

La historia de vida que pocos conocen sobre Sin, la Cachaca del Desafío

Está felizmente casada con una mujer a quien considera un “ser maravilloso”, pero solo a sus 18 años pudo llegar a declararse abiertamente homosexual.

La historia de vida que pocos conocen sobre Sin, la Cachaca del Desafío

Foto: Mauricio González / Caracol Televisión

Foto: Mauricio González / Caracol Televisión

Su nombre real es Laura, pero debido a que en el Desafío se encontró con dos participantes que se llamaban igual, decidió darse a conocer por su apellido: Sin.

Se convirtió en la primera Cachaca en salir, después de dar la batalla en el Infierno de Osmín y quedar a un solo paso de la Fusión.

No se arrepiente de nada, admite que algunos la vieron como una persona débil y salió de la competencia con grandes amistades, entre ellas Marce, cuya historia de vida le dejó un enorme aprendizaje.

“Ella ha superado muchos obstáculos. A través de sus redes sociales contó que combatió una bulimia y una anorexia fuerte, pero gracias al deporte salió adelante. Me gustan mucho esos testimonios donde el deporte es la respuesta a los problemas”, aseguró la exparticipante a Caracoltv.com.

SU HISTORIA DE VIDA

Sin está felizmente casada con una mujer, quien tiene un hijo que ambas acogieron en su hogar. Su gran motivación es su familia, pero llegar hasta donde está no fue un proceso fácil.

“Muy chiquita me negaba a mi homosexualidad, no me la aceptaba a sí misma y ese es un proceso bastante duro porque salir del closet no es fácil. Hay gente que es muy atrevida y decide enfrentar la realidad, pero yo me negaba muchas veces a que era gay”, admitió.

Solo fue hasta sus 18 años cuando ingresó a la universidad, que se dio cuenta que debía aceptarse tal y como es. Hoy en día está orgullosa de haber dado ese paso y solo espera darle el mejor ejemplo a su hijo.

“Juntas lo estamos criando para poder sacarlo adelante y demostrarle que aunque somos minoría y algunas veces no tenemos mucho apoyo, se puede continuar soñando”, agregó.

A nivel deportivo quiso jugar fútbol en un equipo femenino profesional, pues practicó once años este deporte, pero llegó a un punto en el que la edad afectó su rendimiento y decidió pasarse al balonmano, disciplina que la ha convertido en triple medallista bolivariana.

SU PASO POR EL DESAFÍO

Su llegada al programa le enseñó a no juzgar a los demás, diciendo que alguien es lento, débil o malo. Sin aprendió que detrás de cada ser humano hay sueños e historias de vida incomparables y que solo quien vive las experiencias en carne propia, puede calificar qué tan difícil fueron.

Paradójicamente, algunos de sus compañeros la señalaron de débil dentro del Desafío y aunque volvió victoriosa de una Muerte, no fue suficiente para ellos.

“Olímpico me vio como una persona frágil. Me hubiera encantado que, si me iban a poner como comodín, me lo hubieran dicho. Pantera se abrió mucho de corazón, con Macris existió una rivalidad interna, pero hablamos en su momento y lo arreglamos. Con Olímpico nunca hubo esa cercanía, solo éramos compañeros de equipo, pero no hubo mucha confianza. Él es un deportista de alto rendimiento y le tengo mucha admiración”, dijo la Cachaca.

SUS GANADORES

Marce, sin duda, está entre sus campeonas y aunque quisiera hacerle fuerza a un hombre Cachaco, prefiere seguir su corazón y pensar en Diego, pues para ella es una persona muy completa y lo tiene todo para ganarse la competencia.

Por: Carolina Vergara / Periodista Caracol Televisión

Mira también: Así fue la última batalla de Sin en el Desafío XV años

 

 

.

Publicidad