Se encuentra usted aquí

Diane Guerrero explica por qué no siguió a su familia a Colombia tras su deportación

La joven actriz considera que tomó la decisión adecuada quedándose en Estados Unidos después de que su familia fuera deportada sin previo aviso a Colombia

Diane Guerrero explica por qué no siguió a su familia a Colombia tras su deportación

La historia de cómo la familia de la actriz Diane Guerrero -famosa por su papel en la serie 'Orange is the New Black'- había sido deportada sin previo aviso mientras ella se encontraba en el colegio la colocó de la noche a la mañana en primera línea de actualidad al mismo tiempo que suscitaba un aluvión de comentarios sobre por qué no había decidido seguir a sus padres y a su hermano de vuelta a Colombia.

"En aquel entonces no veía mi vida en Colombia. Mis padres me dieron la opción, pero yo era consciente de la situación: no había dinero y ellos lo habían perdido todo. Sentía que no tenía las herramientas para sobrevivir en Colombia. Si querías estudiar en inglés, necesitabas cierta clase de recursos, mientras que mi colegio en Boston era gratuito. No sé qué habría pasado si hubiera vuelto. Lo que sí sé es que tomé la decisión de quedarme en Estados Unidos y de seguir peleando", explicó la joven intérprete en una entrevista al periódico colombiano El Espectador, durante la que reiteró su intención de seguir luchando para que sus padres puedan volver a pisar suelo estadounidense: "También quiero traer a mi familia a que les den una segunda oportunidad".

Gracias a su nacionalidad estadounidense, Diane -nacida en Nueva Jersey- pudo continuar con su vida en el mismo barrio en el que se crió gracias a la ayuda de sus vecinos y amigos, una situación que sin embargo sabe bien que distaba mucho de ser la mejor para una adolescente, por lo que se siente agradecida de no haber acabado ingresando en prisión como su propia prima.

"[La historia de mi prima] la mencioné porque quería mostrar cómo la deportación de mi mamá, mi papá y mi hermano tuvo un efecto dominó en toda mi familia. Nos afectó a todos. Cuando me dieron el papel en 'Orange is the New Black' [en el que interpreta a una presidiaria], me pregunté quién era yo para andar jugando con ese tema cuando de verdad le estaba pasando a alguien de mi familia, a una niña superinocente, linda e inteligente, y caí en la cuenta: le puede pasar a cualquier persona", aseguró Diane, añadiendo: "Pude fácilmente haber cometido un error y acabar en la cárcel. Pero aunque me dolía mucho no estar con mi familia y tener que luchar tanto, siempre pensé que era temporal y que si seguía luchando, algo acabaría pasando. Creo que [mi prima] va a estar bien y cuando salga de la cárcel, voy a estar ahí para ella".

Publicidad