Se encuentra usted aquí

La hermana de Beyoncé bailó por las calles de Nueva Orleans tras su boda

Solange Knowles contrajo matrimonio este domingo con Alan Ferguson en Nueva Orleans, una ceremonia en la que la música fue protagonista.

Solange-Knowles-011.jpg

La cantante Solange Knowles dio el sí a Alan Ferguson este domingo en Nueva Orleans y una vez terminada la ceremonia, la pareja condujo a sus invitados hacia tres grandes autobuses rumbo a la avenida Esplanade, donde les esperaba una banda que interpretó varios temas en directo, así como un grupo de bailarines que llevó a cabo diversas coreografías a lo largo de 10 manzanas antes de emprender de nuevo rumbo hacia el Museo de Arte de Nueva Orleans, donde tuvo lugar una segunda recepción.

Entre los invitados se encontraba Beyoncé, y su marido Jay Z, quienes demostraron estar pasándolo muy bien.

"Beyoncé y Jay Z estaban completamente entregados y se mostraron muy cariñosos el uno con el otro. Los dos ponían sus manos en la cola del otro y no dejaron de bailar durante toda la noche. Se les veía muy acaramelados y fueron muy amables con todo el mundo. Parecían felices de verdad. Pasaron una gran noche", reveló una fuente a la revista Us Weekly.

La pareja de recién casados, que vive en Nueva Orleans junto al hijo de Solange, fruto de su anterior matrimonio con Daniel Smith, llegó a la iglesia Holy Trinity montada en un par de bicicletas blancas. Sin embargo,  Ferguson tuvo que andar lento durante un gran camino después de que una de las ruedas se desinflara.

"Estaban haciendo bromas sobre ello y no parecían molestos en absoluto. La gente que pasaba a su alrededor les felicitaba y ellos estaban encantados", añadió la fuente.

Tras la ceremonia la avenida Esplanade se transformó para el banquete; se colocaron dos grandes mesas para los invitados y cada uno de los cuales pudo disfrutar de cuatro platos distintos: camarones y sémola, ostras y sopa de alcachofas, paupiette de pollo, pudín de pan y piña de crianza como postre.

Solange utilizó dos conjuntos a lo largo de la boda, un mono de Stephane Rolland al que añadió una capa y un vestido largo diseñado por Humberto Leon para Kenzo que combinó con otra capa, lo que permitió a la artista cumplir con su deseo: una boda en la que todo girase en torno a la "música" y la "moda".

"El fin de semana fue exactamente como Solange quiso que fuera, con todos sus amigos y familiares en su ciudad favorita. Todo giró en torno a la moda y la música, porque ambas son muy importantes para ella. Alan es un gran hombre y la ha hecho muy feliz", concluyó el informante.

BANG SHOWBIZ  

 

Publicidad