Se encuentra usted aquí

Jennifer Lopez no tiene tiempo para el romanticismo con su novio

Los dos enamorados justifican su falta de apariciones públicas con la intensa rutina laboral en la que están inmersos, aunque ambos consideran que sus sesiones

0499db57a25fe13f364039fa28e34d38.jpg

La famosa pareja se ha visto obligada últimamente a desmentir una y otra vez aquellos rumores que apuntaban a su inminente separación, unas conjeturas que ellos mismos atribuyen al hecho de que en los últimos meses no se han dejado ver juntos en público salvo en contadas ocasiones. Para insistir en que su relación va viento en popa y para justificar que ya no sean tan dados a exhibir su intenso amor en público, Casper Smart asegura que tanto él como Jennifer han sustituido sus citas románticas por exigentes sesiones de trabajo compartido, un método original para cultivar su romance sin perder de vista sus compromisos profesionales.

"Nosotros [Jennifer y él] ya no tenemos tiempo para salir a cenar o para disfrutar de una cena romántica. En su lugar, nos encerramos en el gimnasio para practicar nuestras coreografías [como la que ejecutó la diva durante su actuación en los American Music Awards] y trabajamos juntos hasta altas horas de la madrugada. Esa es nuestra forma de compaginar nuestro trabajo con nuestra relación sentimental", reveló el guapo coreógrafo al portal People.com.

Lejos de sentirse frustrado por las pocas ocasiones en las que ambos pueden lucir sus mejores galas en un exclusivo restaurante, el novio de la estrella del pop insiste en que está encantado con la peculiar dinámica diaria que le ayuda a estrechar lazos con su amada, ya que reconoce que su vínculo sentimental está basado, entre otras cosas, en la gran pasión que ambos siempre irradian por los entresijos de su profesión.

"Es muy divertido y gratificante trabajar con ella, sobre todo cuando la ves en el escenario ejecutando aquellos movimientos que has estado ensayando con ella durante meses. Nuestra colaboración es una fuente de aprendizaje constante y eso hace que nunca nos aburramos", apuntó.

El apuesto bailarín también confirmó una de las leyendas urbanas que siempre ha rodeado a la famosa diva del Bronx: la idea de que es capaz de gestionar con maestría diferentes proyectos profesionales al mismo tiempo. De esta forma, Casper confiesa que su pareja nunca ha tenido reparos a la hora de abandonar el set de rodaje de su nueva película, 'The Boy Next Door', tras la jornada laboral para dirigirse directamente al gimnasio donde prepara sus coreografías con intensidad.

"Es cierto que tiene una energía ilimitada. Cuando termina de rodar las escenas de su próxima película, en vez de descansar se viene directamente conmigo a los ensayos. Tras pasarse 12 horas trabajando, me parece increíble que todavía tenga fuerzas para bailar unas cuantas más conmigo", indicó.

Por: Bang Showbiz

Publicidad