Se encuentra usted aquí

Ed Sheeran y su novia Cherry Seaborn disfrutan de un romance libre de peleas

El cantante confiesa que su absorbente carrera musical no ha generado tensiones de ningún tipo en la estable relación.

Ed Sheeran y su novia Cherry Seaborn disfrutan de un romance libre de peleas

Ha pasado más de un año y medio desde que el cantante Ed Sheeran y su amiga de la infancia Cherry Seaborn iniciaran un romance que, al menos de cara a la opinión pública, resulta a todas luces idílico, una percepción que el intérprete ha querido reforzar ahora al explicar que su apretada agenda profesional nunca ha sido impedimento para que ambos puedan sacar el máximo partido a su historia de amor.

"La verdad es que nunca hemos pasado una mala racha, para serte sincero. Ella trabajaba en Wall Street y fue transferida a la misma oficina en Londres con su mismo trabajo, así que pasamos cada día juntos. Por raro que suene, cuando me fui a Japón hace dos semanas, fue la primera vez que estuvimos separados", confesó el artista en una entrevista al diario The Sun sobre su sólido vínculo sentimental con la joven.

Pese a tener 26 años recién cumplidos, el hecho de disfrutar de una relación tan discreta como satisfactoria ha llevado al cantautor inglés a recibir un sinfín de cuestiones sobre un hipotético paso por el altar, una posibilidad que en principio no se encuentra entre los planes a corto y medio plazo de la pareja.

"No me voy a casar próximamente. La gente no para de preguntarme. Me gustaría casarme en algún momento, pero no es algo que tengamos pendiente como tal. No obtienes estabilidad de un matrimonio precipitado y erróneo, obtienes estabilidad de un buen matrimonio, unos buenos amigos y un buen ambiente, y creo que estoy en el camino correcto para cumplir estos tres objetivos", reflexionó el artista sobre su visión del matrimonio.

El ganador de dos premios Grammy el año pasado, ambos por su éxito 'Thinking Out Loud', también ha demostrado que se comporta como todo un caballero con su novia, ya que tras la ceremonia de los premios Brit que tuvo lugar hace dos semanas, a Cherry Seaborn se le rompió el tacón de su botín y amablemente el pelirrojo le prestó sus zapatos para llegar al coche sin hacerse daño.

"Ella no llevaba calcetines, y aunque se suponía que no había cristales en el suelo, quise asegurarme de que podía caminar sin lastimarse", reveló en la misma conversación.

Por Bang Showbiz

Publicidad