Audios, pasaporte falso y reclamo de giros: así suplantaron a Edwin Cardona

El jugador de la selección Colombia denuncia que dos personas que se hacen pasar como familiares suyos piden dinero para ayudar al jugador.

Estas personas dicen que Edwin está pasando por un mal momento en México, que no le pagan y que por eso está pidiendo recolecta. Información errada que solo está sirviendo para estafar a la gente.

El fraude lo realizan por medio de una cuenta de Instagram falsa y un número de Whatsapp, además de supuestos poderes que Edwin ha firmado para que empresarios le consigan equipo.

Tenemos audios, pasaporte falso, reclamo de giros, etc. Sin embargo, estos delincuentes cibernéticos están realizando lo mismo con otras personas del fútbol, ahora lo están haciendo con el  técnico Reinaldo Rueda.

Temas Relacionados: 
Publicidad
Más Contenidos
  • María Camila Osorio, la nueva promesa del tenis en Colombia

    La deportista se perfile como una de las mejores en su disciplina en los próximos años. Conoce a la nueva promesa del deporte blanco en nuestro país.

    La Red
  • ¿Cuántas cirugías tiene Natalia Ramírez?

    La actriz revela qué procedimientos quirúrgicos se ha hecho y confiesa cómo cayó hace unos años en la tentación del bótox.

    La Red
  • Natalia Ramírez y su virtud para triunfar en los negocios

    La mujer creció económicamente bien, en una familia de clase media. Desde que se acuerda era negociante y aún mantiene este talento.

    La Red
  • Natalia Ramírez revela la fórmula para tener éxito en el amor

    La actriz ha sido de pocos, pero duraderos amores, de los cuales nos hablará a continuación.

    La Red
  • Así bajó de peso el vocalista de Kvrass sin la necesidad de pasar por un quirófano

    En la industria del vallenato siempre ha existido el bicho de la vanidad y en esta ocasión Yader Romero habla de su cambió físico a punta de buenos hábitos.

    La Red
  • La belleza de la pereirana Karen Marín merece miles de Like

    Disfruta de la figura y sensualidad de esta mujer que deja sin aliento y con la boca abierta a más de uno.

    La Red