Se encuentra usted aquí

Justin Bieber a sus fans: 'Es más fácil conectar conmigo cuando dejan de gritar'

El ídolo juvenil está convencido de que muchos de sus admiradores han ganado la madurez necesaria para poder interactuar con él a otro nivel.

Justin Bieber a sus fans: 'Es más fácil conectar conmigo cuando dejan de gritar'

El controvertido Justin Bieber ha vuelto a pronunciarse sobre la frustración que le invade en ocasiones a cuenta del exceso de entusiasmo que le demuestran sus admiradores más fieles cada vez que se presenta ante ellos, pero ahora lo ha hecho empleando un tono mucho más conciliador y asegurando que la madurez que otorga el paso de los años ha conseguido que algunos de ellos hayan dejado de "gritar" para, en su lugar, empezar a escucharle cuando les habla directamente.

"Creo que un sector muy amplio de mis fans ha aprendido finalmente a comportarse ahora que son más mayores. De hecho, creo que muchos actúan ya con más sensatez porque quieren demostrarme que son adultos y conseguir así mi atención. Porque lo cierto es que, si a estas alturas sigues gritándome sin control y abrumándome cuando me ves en persona, me resultará muy complicado conectar contigo", expresa el artista en el documental 'Bodyguards: Secret Lives from the Watchtower', que desvela algunos secretos del papel que juegan los guardaespaldas en el día a día de las celebridades.

De hecho, el jefe del equipo de seguridad del intérprete canadiense, Mikey Arana, ha sido testigo en primera persona del profundo cambio de mentalidad que han atravesado aquellos seguidores que ya han alcanzado la mayoría de edad, quienes ahora parecen preocuparse más por el bienestar o el estado de ánimo de su ídolo en lugar de abalanzarse sobre él con el mero objetivo de tocarle unos segundos.

"A medida que van creciendo, los fans descubren que es más fácil interactuar con Justin tratando de iniciar una conversación con él que agarrándole de la sudadera para intentar llevarse un pedazo suyo. Puede parecer una locura, pero recuerdo que cuando empecé a trabajar con él, en una ocasión tuvimos que quitarle de encima a tres o cuatro chicas que tenían una fuerza increíble, que estuvieron a punto de romperle la camiseta y le acabaron quitando la capucha. Si eso ocurre en medio de un gran evento, podrías terminar perdiéndole entre la multitud, pero ahora las cosas han cambiado. Los fans se le aproximan con más respeto y le preguntan: 'Hey Justin, ¿cómo estás?'", explica en la misma grabación.

Aunque a día de hoy reconoce haber percibido una lenta pero progresiva transformación en su legión de seguidores, hace solo unas semanas el astro de la música generó un gran malestar entre buena parte del público que presenciaba el primero de los dos conciertos que ofreció en Mánchester (Inglaterra) al encararse con varios de ellos y, posteriormente, abandonando momentáneamente el escenario.

"La razón por la que me enfadé antes es porque vengo aquí con el compromiso de dedicarme en cuerpo y alma a hacer sonreír a la gente. Me encanta actuar para vosotros, pero siento que algunos no me devuelven el mismo respeto que yo siento por ellos, y duele. Pero bueno, vamos a terminar con esta canción, 'Baby'", les dirigía tras el breve parón que hizo en mitad del recital.

 

Publicidad