¿Qué viene para el ELN y el país tras atentado con la Escuela General Santander?

Puede haber ataques a la industria petrolera, pero no se espera un estado de guerra, opina Ariel Ávila. Néstor Rosania considera que se debe prestar atención al Frente de Guerra Urbano.

El subdirector de Fundación Paz y Reconciliación detalla que “en 2018, el ELN perpetró 326 acciones armadas frente a un año normal de las FARC en el que había unas dos mil, y no considera que esto vaya a crecer”.

“Hay dos cosas muy importantes: primero se despeja la duda, segundo le da legitimidad a la decisión del presidente de reactivar las órdenes de captura”, continúa Ávila.

Néstor Rosania, director Centro de Estudios en Seguridad y Paz, dice, por su parte “el ELN sigue priorizando la agenda militar sobre la agenda política y no ha entendido la dinámica del país, sepultándose en términos políticos”

Ambos coinciden en que la puerta de la negociación se ha cerrado tras este atentado terrorista por unos dos o tres años, salvo ocurra una gran fractura al seno del ELN.

Vea la entrevista completa.

 

Publicidad