Se encuentra usted aquí

“John Belushi y Robin Williams me ofrecieron cocaína y yo la rechacé”: Eddie Murphy

El intérprete está convencido de que sin ayuda divina no podría haberse mantenido alejado de las dañinas sustancias que han acabado con la vida de muchos de sus compañeros de profesión.

“John Belushi y Robin Williams me ofrecieron cocaína y yo la rechacé”: Eddie Murphy

Foto: AFP

Foto: AFP

Al intérprete Eddie Murphy (55) no le ha temblado el pulso a la hora de reconocer que su vida sería completamente diferente a día de hoy si, en aquella época en la que se erigía como uno de los actores más demandados de la gran pantalla, se hubiera dejado llevar por la cultura hedonista y de excesos que en ocasiones devora a las estrellas de Hollywood, por lo que no duda en agradecer a Dios la ayuda recibida en todos estos años.

"No bebo y no he tomado drogas. [Una noche de fiesta] John Belushi y Robin Williams me ofrecieron cocaína y yo la rechacé. Belushi me llamó reprimido por ello. Años más tarde pensaba: 'Vaya, menuda vida'. [Si la hubiera aceptado] La historia de Eddie Murphy hubiera sido muy diferente. Hay muchas cosas de ese estilo que rememoro y pienso: 'Dios'. Y reafirma mi fe. Sé que Dios es real. Ha habido muchas ocasiones en las que podía haber acabado sufriendo las consecuencias del consumo de drogas, pero lo acabé evitando", revela Eddie a la revista The Hollywood Reporter.

El estadounidense, que estrenará en septiembre su nueva película, el drama independiente 'Mr. Church', ha dejado atrás aquellos tiempos en los que era el más "informado de todos", ya que hace veinte años que no lee ningún artículo negativo sobre su persona.

"Solía ser el más informado de todos. Sabía todo de todos, el nombre de todo el mundo y de cualquier persona de la cultura popular. Leía todo lo que se escribía sobre mí. Pero en los últimos 20 años no he tocado un periódico o leído una revista, no leo cosas sobre mí. Si hay un artículo que me menciona de alguna manera, alguien tiene que leerlo antes de entregármelo. No quiero ver nada negativo, nada de esa mi**da, por lo que no sé lo que piensa la gente de mí", añade.

Lejos de caer en la moda de las redes sociales, el humorista -padre de nueve hijos con cinco mujeres diferentes- escapa de las nuevas tecnologías porque no las "necesita".

"No tengo un ordenador, ni email, nada de esa mi**da. No necesito estar en las redes sociales interactuando con los fans, tuiteando que acabo de comer fresas. Nada me ha hecho decir: 'Ven, hazme una cuenta, ¡quiero estar en las redes sociales! ¡También tomé fresas!'. '¡Voy a la tienda ahora!'. '¡Mira la foto de este bebé!'. No tengo la presión de cumplir con las expectativas que la gente tiene de mí", explica el actor al mismo medio.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad