Ataque de Rusia a buques ucranianos en el mar de Azov genera nueva crisis

Estas aguas son las menos profundas del mundo, con una superficie de 37.600 kilómetros, pero cuál es la importancia de este tramo marítimo para Ucrania, Crimea y Rusia. El internacionalista Jesús Agreda Rudenko analiza.

Razones políticas, que van desde la provocación hasta la pérdida de popularidad, razones económicas, “donde vemos a una Rusia que puede castigar a Ucrania bloqueando un puerto de salida esencial para la economía ucraniana” y razones de seguridad, son algunos de los factores que pudieran estar en juego en esta nueva crisis, explica el internacionalista ucraniano Rudenko.

Además, Rusia anexó a Crimea, pero no de forma política. Esta zona depende mucho de Ucrania, más que de Rusia”, continúa Rudenko.

El internacionalista Rudenko analiza la intención de control de Rusia si se habla de aguas compartidas. “Si suponemos que Crimea ya no es ucraniana sino es rusa -desde la perspectiva rusa- el estrecho de Kerch ya no lo comparten los dos sino es netamente ruso y donde se explica porqué Rusia controla todo el tráfico marino y porqué exige controles a los transportes comerciales ucranianos, dificultando la salida de los transportes al mar”.

“Hay que tener mucho cuidado, el presidente ucraniano debe ser cauto. La presencia de militares rusos en zona de frontera no es nueva. Lo que sí es real es un fortalecimiento de la defensa de parte de Moscú”, alerta Rudenko.

 

 

Sobre la Ley Marcial, Rudenko explica que “se aplica en una parte del territorio, la que está en zona de frontera. Aquí se limitan ciertos derechos civiles, como reuniones políticas, el Estado asume el control de los medios de comunicación”.

Vea este análisis completo.

Publicidad