Se encuentra usted aquí

Salma Hayek continúa su cruzada para promover la adopción de animales

La actriz ha puesto como ejemplo a su perrita Lupe, a quien se encontró en las calles de México, para demostrar que los animales rescatados son tan buenas mascotas como los comprados.

Salma Hayek continúa su cruzada para promover la adopción de animales

Ahora que las fiestas navideñas están cada vez más cerca, una época en la que muchos padres sucumben a la presión de los más pequeños para añadir una mascota a la familia, la actriz Salma Hayek ha querido hacer uso del altavoz que le proporcionan las redes sociales para animar a todos sus seguidores a adoptar animales en lugar de comprarlos en criaderos u otras tiendas.

Consciente de que para muchos puede resultar más atractiva la idea de hacerse con un cachorrito o con un can de raza pura, pensando quizás que los perros de los refugios gozan de peor salud, la mexicana ha optado por poner como ejemplo a su querida perrita Lupe, que con una edad más que respetable sigue tan lozana y juguetona como el día que la acogió en su hogar.

"Recogí a mi Lupe en las calles de la Ciudad de México hace casi 16 años y todavía está bella, saludable y alegrándonos la vida", afirmó la intérprete junto a una fotografía de su querida mascota posando con majestuosa elegancia sobre un cojín, que acompañó de los hashtag: #alegría #México #rescue [rescatemos].

Instagram photo by Salma Hayek Pinault

El gran cariño que la actriz siente hacia los animales le ha llevado a crear un santuario en la finca que posee en el estado de Washington (Estados Unidos) -donde conviven llamas, gallinas, caballos y muchas otras especies- para acoger a los ejemplares que se va encontrado en sus viajes alrededor del mundo, para desesperación de su marido François-Henri Pinault.

Uno de los recién llegados a la familia de la guapa mexicana fue un perrito al que acabó bautizando Ochoa, en honor del futbolista de su país, que se encontró mientras rodaba una de sus películas en Bulgaria.

"Le había prometido a mi marido que no rescataría más animales. Ya teníamos cinco periquitos, alpacas, caballos, gatos... Y encima uno no tiene cola, al otro le falta una pata... Pero es que son ellos los que vienen a mí, aunque él no me crea. La cuestión es que ya teníamos treinta, pero me encontré un cachorrito que estaba abandonado e iba a morir, se me acercó y no pude resistirme, me lo llevé conmigo", revelaba la artista en una entrevista en el programa 'The Graham Norton Show'.

 

Publicidad