Se encuentra usted aquí

"Dios es el único que sabe cuándo es que le toca a uno": Pacho Sin Fortuna

En una de sus últimas entrevistas concedidas a nuestro portal, el humorista habló sobre su vida, su llegada a Sábados Felices y las enfermedades que lo aquejaban. 

acf2a82181abe702e0f7ee74d4a95420.jpg

Hace 12 años Francisco Fuentes decidió aprovechar esa chispa humorística que lo caracterizaba y seguir los consejos de su madre para presentarse a Sábados Felices. Con el tiempo se preparó e hizo su rutina, presentó casting y quedó elegido. Fue así como un 18 de agosto grabó el primer programa y aunque estaba nervioso lo logró y empezó el trabajo profesional como humorista, un sueño cumplido para el boyacense. 

 

 

De  esta manera los colombianos le dieron la bienvenida a ‘Pacho sin fortuna’, un personaje al que le llegan las cosas pero no de la manera ni en el momento adecuado, una similitud que hace Francisco con una caricatura, pues asegura que así es el Coyote, planea todo para que salga perfecto, pero por falta de astucia sus intentos se convierten en fracasos. 

 

 

Fuentes afirma que su vida real no se parece en nada a la de ‘Pacho sin fortuna’, pues él gracias a Dios ha contado con suerte y miles de bendiciones; hasta estado en los momentos más duros ha aprendido de ellos y ha recibido milagros en su vida.El primero de ellos fue recuperar la confianza de su hijo al convertirse en humorista, ya que antes tenía carencias económicas que lo hacían incumplir con sus responsabilidades de padre. Otro de los milagros fue el recuperarse de un cáncer diagnosticado en el 2005, “cuando a uno le dicen cáncer, lo primero que se piensa es en la muerte”, afirmó Francisco, pero para su fortuna Dios le regaló una segunda oportunidad. 

 

 

Y aunque pensó que lo más duro ya había pasado, lo esperaba una segunda prueba. Después de las quimioterapias recibió radioterapias, lo que debilitó a su organismo, generándole Tuberculosis. Este suceso creó en su madre una gran tristeza, tanto que se le desarrolló a ella un cáncer y falleció en 2006. En ese momento Francisco superó varias pruebas, pero todavía le quedaba la más difícil, aquella que definiría si seguía o no con vida. 

 

 

Sus compañeros de Sábados Felices nunca lo abandonaron fue tanto así que le rindieron un homenaje en su ciudad natal que le abrió puertas para ser el ganador a mejor cuenta chistes en diciembre del 2006. Pero cuando todo parecía estar bajo control, en marzo del 2013 una obstrucción intestinal, un déficit renal y un problema en sus pulmones, lo dejaron en coma 15 días, los médicos no daban esperanzas, entonces según cuenta Francisco con voz entrecortada, su esposa fue a la iglesia y le encomendó su salud a Dios, sólo él podría decidir si su misión en la tierra había terminado o todavía quedaba algo pendiente. Y fue así como de manera inesperada ocurrió un milagro y el estado físico de Francisco comenzó a mejorar notablemente, hasta que un mes después fue dado de alta en la clínica de Bucaramanga donde se encontraba internado. 

 

 

Hoy en día es un guerrero de la vida y le agradece a su familia, amigos y sobre todo Dios por esta nueva oportunidad. Por eso no pierde cualquier ocasión para transmitir el mensaje y dar testimonio de vida, siempre con una sonrisa. 

 

 

Redacción: Jenny Bernal Romero / Caracoltv.com 

Publicidad