Se encuentra usted aquí

Patricia Arquette se culpa a sí misma por las críticas que recibió al defender la igualdad salarial

La oscarizada intérprete explica que desde el discurso ha aprendido mucho más sobre el feminismo

Patricia Arquette se culpa a sí misma por las críticas que recibió al defender la igualdad salarial

La actriz Patricia Arquette denunció la desigualdad salarial de géneros en su discurso de aceptación del Óscar a la mejor actriz de reparto el pasado febrero, pero ha admitido que su "elección de palabras fue estúpida" en comentarios posteriores al decir que los gais y la gente de color tenían que luchar por las mujeres.

"Me culpo a mí misma por mi estúpida elección de palabras esa noche cuando hice una llamada a los activistas masculinos para que nos recordaran y respaldaran, para apoyar el movimiento femenino e incluir a la mujer en la conversación. Estaba hablando de las devastadoras consecuencias del estancamiento del movimiento. Fue mi propia falta de claridad entre bastidores lo que hizo que algunas mujeres se sintieran excluidas u olvidadas. Esto es lo que me entristece sobre todas las cosas, porque son mis heroínas. Desde el discurso, he aprendido mucho sobre el movimiento feminista y cómo las mujeres de color han sido excluidas del proceso. Lo entiendo más ahora. Me entristece mucho que pueda haber avivado ese sentimiento de estar excluidas", contó a The Hollywood Reporter.

Patricia también recuerda que "casi se desmaya" después de dar el discurso.

"No sabía qué aceptación tendría el discurso hasta más tarde. Casi me desmayo al terminarlo, y estaba temblando. Fue muy raro, como si alguien me hubiera inyectado alguna droga extraña. Pero tenía muy claro lo que estaba haciendo, estaba intentando llegar a nuestras líderes, nuestras grandes líderes activistas. También a los grandes activistas hombres. Tengo la convicción de que también necesitan defender a la mujer y ayudarnos. Ganar un Óscar cambia la percepción que la gente tiene sobre ti. Si pudiera volver a la mañana después del discurso y decirme algo de lo que sé ahora, diría: '¿Sabes qué? Respira profundamente. Todo va a salir bien. Puede que seas humana, tengas defectos y cometas errores, pero tu intención es buena. Tu intención es la de encender una luz. Tu intención es la de activar, agitar, hacer que la gente empiece a hablar, y eso es un buen comienzo'".

Publicidad