Se encuentra usted aquí

Sam Smith demuestra la homofobia existente en internet

El cantante ha compartido el link a una página ofensiva en Instagram llamada 'Gay Sam Smith' para demostrar que todavía existe homofobia en la red

Sam Smith demuestra la homofobia existente en internet

El cantante Sam Smith ha compartido a través de Twitter el link a una cuenta de Instagram llamada 'GAYSAMSMITH' -que se dedica a burlarse del artista por su condición sexual- para demostrar que todavía existe homofobia en internet.

"Esto verdaderamente no me ofende, porque ya estoy acostumbrado a este tipo de m**rdas... Simplemente quiero enseñar a todo el mundo que la homofobia sigue estando MUY PRESENTE en nuestra sociedad", escribía el intérprete en sus redes sociales.

La ofensiva página tiene ya 3.3 millones de seguidores y en su perfil se lee: "Odiamos al mar**ón Smith. Hay un mar**ón, y su nombre es Sam. Cuando actúa me dan ganas de llorar. Es gay y está okay, porque todos podemos reírnos de él".

Sam ya reveló anteriormente sus problemas para aceptar su sexualidad tras sufrir 'bullying' durante su adolescencia, algo que le ha hecho mucho más sensible a este tipo de problemas.

"Cuando me mudé a Londres alguien me pegó un puñetazo en la nuca mientras volvía a casa del trabajo. Definitivamente fue un ataque homófobo. Estaba hablando por teléfono, bastante alto, y llevaba unos cascos de música rosa, así que era bastante obvio que era gay", revelaba el intérprete al periódico The Sun.

Pero esta agresión no fue la única que sufrió Sam antes de convertirse en estrella de la música, ya que con apenas 11 años tuvo que soportar a diario los insultos de un grupo de estudiantes.

"Un grupo de chicos de otro colegio solía insultarme mientras iba de la estación de metro a mi casa. Recuerdo ir caminando desde la estación mientras me llamaban 'mari**n' a gritos todo el rato. Era mortificante, no tanto por mí, porque yo sabía que eran unos estúp*dos. Pero me molestaba porque estaba con mis amigos y me preguntaba si a ellos les daba vergüenza caminar a mi lado por culpa de esa gente que me gritaba", añadía Sam.

Publicidad