Se encuentra usted aquí

A Sienna Miller le costó mucho acostumbrarse a ser madre

El traumático parto de la actriz hizo que le fuera muy difícil encarar la maternidad nada más nacida su hija

A Sienna Miller le costó mucho acostumbrarse a ser madre

A la actriz Sienna Miller le costó mucho acostumbrarse a su papel de madre al quedar muy afectada tras el duro parto que tuvo que enfrentar para dar a luz a su hija Marlowe, quien ahora tiene dos años. La intérprete estadounidense vivió un alumbramiento de 27 horas que concluyó con una cesárea.

"Mi parto no fue bien. Creía que iba a tener un parto natural en agua y terminó 27 horas después con una cesárea de urgencia. Me pasé mucho tiempo pensando en el nacimiento de mi bebé sin darme cuenta de que al final te terminas llevando el bebé a casa. Es un 'shock', claro que sí. Algunas personas lo encuentran muy fácil pero yo lo encontré realmente duro", aseguró a la revista Time Out.

Pero no todo es malo. Sienna -que está comprometida con el padre de Marlowe, Tom Sturridge- admite que ser madre le ha ayudado en su última película, 'American Sniper'; en la que da vida a una madre, Taya Kyle, cuyo marido es el actor principal (Bradley Cooper), desplazado en Irak.

"Creo que ahora entiendo lo que es la maternidad de una manera que antes no podía. Siento gran empatía por Taya. Ser madre ella sola, sin saber si su marido sobrevivirá cada día... no puedo imaginar lo difícil que debe ser eso. Especialmente porque esa experiencia maternal para mí fue muy complicada", añadió.

Publicidad