Se encuentra usted aquí

Chris Brown paga el precio de ser un chico malo

Ser un tipo malote conlleva muchos sacrificios hoy en día, empezando por tener que llevar cadenas de oro con tantos quilates que te destrozan las cervicales

Chris Brown paga el precio de ser un chico malo

Ser un tipo malote conlleva muchos sacrificios hoy en día, empezando por tener que llevar cadenas de oro con tantos quilates que te destrozan las cervicales. Si no que se lo digan a Chris Brown, que tiene el cuello destrozado por culpa de sus collares XXL, solo hay que ver la cara de pena con la que se pasea por Hollywood.

Publicidad