Se encuentra usted aquí

Eva Longoria sueña con ser Victoria Beckham

La atractiva intérprete está desesperada por encontrar a un hombre con el que formar una familia, emulando así la estable vida que tiene la popular diseñadora

eva640.jpg

Ser una de las mujeres más influyentes de la escena pública gracias a un frenético ritmo de trabajo que combina con su labor solidaria, su activismo político y su papel de productora ejecutiva no parece ser suficiente para Eva Longoria, ya que la actriz encuentra un importante vacío en su corazón generado por las innumerables relaciones sentimentales fallidas que ha venido acumulando desde su mediático divorcio del deportista Tony Parker.

Su reciente ruptura con el empresario estadounidense Ernesto Argüello ha supuesto un duro revés para la atractiva intérprete y una nueva decepción amorosa, algo que la aleja de nuevo del gran objetivo de su vida: formar una feliz familia como la que tiene su gran amiga Victoria Beckham.

"Su sueño es vivir la vida que lleva su amiga Victoria Beckham con David y con sus cuatro preciosos hijos. Siempre ha querido ser madre y disfrutar de un amor tan estable y duradero como el suyo", explicó una fuente del entorno de la actriz al portal ShowbizSpy.

Ha sido precisamente su deseo de mantener una relación que sea capaz de sentar las bases de una futura familia lo que ha llevado a la artista a repeler a los hombres que han pasado últimamente por su vida, quienes no han conseguido cumplir con las a veces asfixiantes exigencias de Eva.

"Eva proviene de una gran familia y lo único que de verdad quiere es encontrar al hombre apropiado con el que sentar la cabeza. Su problema es que necesita a un hombre que le dedique su atención por completo. Al final, ellos acaban sintiéndose muy agobiados y terminan por cortar esa dinámica de raíz. Eva tiene que aprender a ir más despacio en sus relaciones y a no tener tanta prisa cuando se trata de encontrar el amor", añadió el mismo informante.

Al contrario de lo que se ha venido publicando, la drástica separación que puso fin a los cuatro meses de relación que mantuvo con Ernesto no se debe a los supuestos intereses económicos del empresario, ni tampoco a la incompatibilidad de agendas --versión que más se extendió por la prensa amarillista-- sino más bien a la incompatibilidad de caracteres, un elemento que hizo que Eva se diese cuenta de que Ernesto no era "el hombre de su vida".

"Eva no puso fin a su romance con Ernesto por los rumores sobre sus intereses económicos y su supuesta bancarrota, sino porque se dio cuenta de que no era la persona que ella creía en un principio: no era el hombre de sus sueños, ni la persona con la que se veía formando una vida en pareja", aseguró la citada fuente.
A pesar de su fallido intento por encontrar a su media naranja, Eva no ha perdido la esperanza de conocer a su amor verdadero y ha encomendado parte de la tarea a sus propios allegados.

"Eva ha pedido a sus amigos que le ayuden a buscar un hombre guapo, honesto y agradable para ella porque todavía no ha tirado la toalla y sigue creyendo en el amor verdadero", reveló el confidente.

Por: Bang Showbiz

Publicidad