Se encuentra usted aquí

La industria del porno se levanta en armas contra Pamela Anderson

Relevantes figuras del sector arremeten contra la actriz por el artículo que publicó recientemente para alertar de los supuestos peligros que conllevaba el consumo de porno.

La industria del porno se levanta en armas contra Pamela Anderson

Foto: AFP

Foto: AFP

La actriz Pamela Anderson dejó boquiabierto al mundo entero hace solo unos días con un artículo de opinión en el diario The Wall Street Journal en el que criticaba duramente el consumo de pornografía, ya que la intérprete que se hizo un nombre en la década de los 90 precisamente por explotar al máximo su atractivo físico no tuvo reparo alguno a la hora de catalogar este tipo de películas como un entretenimiento "para perdedores" que, además, tenía la capacidad de "corroer el alma de los hombres" y perjudicar su vida familiar.

Pamela Anderson on Twitter

Como era de esperar, algunos de los miembros más destacados de la industria del porno a nivel internacional no han tardado en plantar cara a la artista para rebatir algunos de los argumentos que exponía en su escrito, que han llegado a ser calificados de "ridículos" y fruto de la "hipocresía" de aquellos que quieren achacar al "placer ficticio" todo tipo de problemas que nada tienen que ver con ellos.

"El porno es para divertirse, un placer ficticio para entretenerse. Si la gente utiliza el porno para recibir educación sexual y se vuelven adictos a él, no es culpa del porno, sino de otros muchos factores que tiene la sociedad, como la falta de una educación sexual adecuada, por ejemplo. Todo lo demás es pura hipocresía", explica al diario The Independent la actriz argentina María Riot, quien reside en Barcelona desde hace varios años.

"Ese artículo tiene tantos argumentos ridículos, que no sabría por dónde empezar. Es el clásico ejemplo de cómo en nuestra cultura solemos culpar al porno de todo lo que nos ocurre sin razones de peso. El tema aquí no es el efecto que el porno tiene en nuestras vidas, es el hecho de que en nuestras sociedades no acabamos de abrir una conversación honesta, saludable y abierta sobre el sexo", asegura Cindy Gallop, responsable de un blog sobre vídeos caseros que pone el foco en el cariño y el afecto que se desprende de las relaciones sexuales entre parejas consolidadas.

Otra de las ideas expuestas por Pamela Anderson hacía referencia al supuesto hecho de que la pornografía, especialmente en los tiempos de internet, contribuía notablemente al aislamiento de aquellos jóvenes (esencialmente masculinos, en opinión de la actriz) que la consumían y les presentaba una imagen tan peligrosa como artificial de las relaciones sexuales en las que las mujeres eran concebidas como meros objetos, una tesis que, sin embargo, la directora Erika Lust contrarresta ahora con vehemencia.

"La pornografía es un simple medio que, dependiendo de la situación, puede dañar una relación o hacerla más fuerte. El enfoque de las películas es muy importante también, y en muchos casos puede servir para que el hombre y la mujer se animen a explorar otras prácticas sexuales. Creo que Pamela se equivoca por completo al hablar únicamente del daño que puede causar a los hombres. Yo soy una mujer, feminista y que hace películas para adultos enfocadas en el importante papel que tiene la sexualidad femenina. A día de hoy, hay tantas mujeres disfrutando del porno como hombres", explica al periódico británico.

 

Publicidad