Se encuentra usted aquí

¿Lo harías? Jane Seymour utiliza cinta adhesiva para estirarse el cuello

La actriz siempre se ha resistido a pasar por quirófano para hacerse cualquier tipo de retoque en el rostro y, en su lugar, opta por otros trucos temporales para disimular los estragos del paso del tiempo.

¿Lo harías? Jane Seymour utiliza cinta adhesiva para estirarse el cuello

Hace un mes, Jane Seymour se convirtió a sus 67 años en la mujer más mayor en posar para la revista Playboy, en su caso, con ropa y control absoluto sobre la naturaleza de las imágenes. El reportaje fotográfico provocó una pequeña revolución en las redes sociales entre los fans que recordaban a la actriz de sus tiempos como 'La Doctora Quinn' y constataron que apenas había cambiado desde que acabara la serie.

Ahora la intérprete ha querido compartir a su paso por el programa 'Loose Women' de la televisión británica cuáles son algunos de esos ases que se guarda en la manga para lucir perfecta en ocasiones especiales.

"A ver, ante todo, hay que tener claro que todos tenemos algo de piel flácida en algún sitio", apuntó la actriz. "Yo, por ejemplo, si voy a salir en televisión, a veces utilizo cinta adhesiva para estirarme el cuello. Otro de los trucos a los que recurro si quiero parecer más joven es ponerme una peluca. En cuanto te la pones te estira la frente y hace un efecto lifting".

Esos pequeños secretos han ayudado a la estrella a mantener un aspecto juvenil al mismo tiempo que se resiste a realizarse ningún retoque en el rostro. La única intervención a la que se ha sometido fue una operación de pecho en 1992 debido a "la presión" que experimentó tras el fracaso de su matrimonio con David Flynn.

"Mucha gente piensa que, cuando formas parte de Hollywood, tienes que haberte operado de todo, y haberte puesto Bótox y demás. Y no es que yo esté en contra; me parece fantástico y, cuando se hace bien, queda genial. Pero soy actriz, y necesito poder mover la boca, la cara y fruncir el ceño; necesito tener expresiones faciales. Si no las tengo no puedo dar vida a un personaje y mostrar sus emociones. Además, me siento bastante a gusto en mi propia piel", aseguró.

Salta a la vista que la estrategia de la artista le está funcionando a las mil maravillas, y no solo por la cantidad de piropos que le dedican, también recibe con frecuencia invitaciones para salir y propuestas de naturaleza muy variada por parte de hombres considerablemente más jóvenes que ella.

"Siempre pienso: 'Maldita sea, a lo mejor en otra vida...'. Pero sí que me resulta muy halagador. Lo digo porque por norma general a esta edad te vuelves invisible", explicaba en su entrevista a Playboy, reconociendo que esas ofertas contribuían a subirle el ánimo, aunque siempre las rechazara.

"Me siento mucho más sexy que cuando era bastante más joven. En aquella época sentía la presión para serlo; ni siquiera sabía en qué consistía o cómo serlo. Pero el haber vivido tanto como yo te aporta una enorme sensación de liberación. Como solía decir mi padre, ahora me encuentro a gusto en mi propia piel".

Por: Bang Showbiz 

 

Publicidad