Se encuentra usted aquí

Los abrigos y las bufandas calentaron la noche y el inicio del FITB

Oficialmente se dio inicio al Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, con el macro espectáculo de la compañía La Fura Dels Baus y su presentación de ‘Afrodita y el juicio de Paris’.

Los abrigos y las bufandas calentaron la noche y el inicio del FITB

La tarde y su clima no parecía estar a favor del espectáculo que se iba a realizar en horas de la noche y a cielo abierto; de todas formas, ni lo uno, ni lo otro, fueron impedimentos para que el público bogotano asistiera de forma masiva a la inauguración del Festival Iberoamericano de Teatro.

Si bien, para más de las 50mil personas que acompañaron la ‘macro puesta en escena’, fue difícil entender el orden narrativo de la historia, la mayoría reinante de los asistentes al Parque Simón Bolívar quedaron maravillados con el despliegue artístico de la compañía catalana que encantó a los bogotanos con su obra.

Daban las 7:30 de la noche, cuando al expectante público lo silenció un fuerte estruendo pirotécnico que, literalmente, ‘abrió el telón’ de la versión 15 del Festival de Teatro de Bogotá.

Un gran escenario, donde habitualmente se presentan músicos, esta vez recibió a un grupo de artistas que con talento y capacidad actoral dejaron a todos con la boca abierta. Un solitario trombón, rodeado de actores, comenzó la historia donde en un domo aéreo varias personas saludaban desde los cielos capitalinos a los enardecidos presentes, que veían cómo las bengalas se iluminaban en el encapotado cielo.

El show no se quedaba solamente en el aire, sino que para involucrar al público, una enorme rueda, como si se tratara de una ‘rueda de Chicago’ descarrilada, arrancó un trasegar desde la mitad de la plazoleta hasta el escenario principal; todo gracias a la tracción de los artistas que movían ese ‘inmenso’ aro de metal.

Para continuar la ‘particular historia’, una grúa levantó marioneta de aproximadamente unos 10 metros que surcó por entre los asistentes que estallaban en aplausos al observar todo el talento de la compañía.

Mientras las personas aún visualizaban la ‘inmensa marioneta’ de la parte superior del escenario principal se levantaba un saco llena de agua, todos preguntaban, ¿”Qué guardará esa bolsa”?, pues como si se tratara de un nacimiento, de este gran bolso se descargaron cantidades de agua y el cuerpo de una mujer; dama que fue recibida en el tarima principal como si fuera una recién nacida.

Nuevamente, de la grúa que apenas acababa de descargar a la ‘recién nacida’, volvió a sorprender con un ‘corcel blanco’ que parecía ir cabalgando por el cielo. Ese caballo llegó al gran escenario para recoger a dos personas, que como viviendo un idilio de amor se fueron en él demostrándose mucho afecto.

Cuando todos pensaban que el show había culminado, la presentación continúo desde el aire con 48 personas que estaban suspendidas en las alturas capitalinas haciendo coreografías que denotaban el arduo trabajo artístico que llevan realizando.

Lo mejor de todo es que en ese trabajo artístico hay más de 50 colombianos de la
Unidad de Victimas del gobierno nacional que fueron homenajeadas y vienen trabajando con La Fura Del Baus.

El único, emocionante e increíble espectáculo se cerró con un show de pirotecnia que dejó a los presentes con ganas de no perderse esta entrega del Festival de Teatro de Bogotá.

Camilo Perdomo Páez - @Campepaez - Periodista Caracoltv.com 

Publicidad