Se encuentra usted aquí

¿Romperá la tradición? El príncipe Enrique cambiaría el anillo de compromiso con Meghan

Se espera que el hijo de Diana de Gales opte por una joya transparente -y no de piezas vistosas- a la hora de elegir el anillo con el que pedirá matrimonio a su pareja.

Foto - AFP

Teniendo en cuenta que en las últimas semanas no han dejado de circular rumores sobre los preparativos del supuesto compromiso matrimonial entre Enrique de Inglaterra y la actriz Meghan Markle, no debería resultar sorprendente que la semana haya comenzando con nuevas conjeturas que, en este caso, apuntan al tipo de anillo que el príncipe utilizará para pedirle matrimonio a la mujer que le ha robado el corazón.

Como ha sacado a relucir el diario británico Daily Express, el hijo de la malograda Diana de Gales ya habría elegido el tipo de joya que presidirá tan importante accesorio, una piedra preciosa de gran valor que, sin embargo, romperá con la tradición que hasta ahora habían venido respetando sus familiares en la realeza británica.

Puede parecer un mero detalle sin importancia, pero el hecho de que el que fuera el nieto más díscolo de Isabel II haya optado por una pieza "transparente", en lugar de por alguna de las opciones tan coloristas que han venido empleando sus predecesores -rubíes o zafiros-, ha generado toda una conmoción entre los expertos en protocolo, hasta el punto de que algunos de ellos aseguran que semejante decisión se vería motivada por la ciudadanía estadounidense de la artista.

Mira también: ¡Como todo un periodista! Barack Obama le preguntó al príncipe Enrique por su relación

"Si echamos un vistazo a la historia de este tipo de acontecimientos, es fácil constatar que los miembros de la familia real suelen escoger anillos con piedras preciosas en el centro, que pueden ser de diferentes colores, y cuya banda está cubierta de diamantes. Sin embargo, a los americanos les suele importar más el tamaño que el color o la claridad de la piedra. El cliente típico estadounidense suele decantarse por joyas transparentes de más de tres quilates", ha explicado al periódico David Law, uno de los joyeros más reputados de Londres.

Hace solo unos días, otra de las voces más autorizadas en el sector de la joyería británica, Tobias Kormind, decidía adentrarse de lleno en el debate sobre el tipo de anillo que Enrique debería regalar a su prometida, recomendándole directamente que se mantuviera alejado de las esmeraldas al ser más apropiadas para otros complementos y que eligiera entre el zafiro -la piedra que dominaban los anillos de Lady Di y de la duquesa Catalina- o los rubíes que adornaban las joyas de Sarah Ferguson y la princesa Margarita -hermana de la soberana- cuando se anunciaron sus compromisos.

Por: Bang Showbiz

 

Publicidad