Se encuentra usted aquí

Dando ejemplo: Nicole Richie hablará de sus problemas con las drogas a sus hijos

La antigua niña rica salvaje, ahora convertida en diseñadora, espera poder utilizar su propia experiencia para alertar a sus retoños en un futuro de los peligros de coquetear con cierto tipo de sustancias.

Dando ejemplo: Nicole Richie hablará de sus problemas con las drogas a sus hijos

Foto: AFP

Foto: AFP

Aunque por ahora sus dos retoños son demasiado pequeños como para entender el turbulento pasado de su famosa madre, en un futuro Nicole Richie no tratará de ocultarles o dulcificar sus antiguos problemas con las drogas y el alcohol con la esperanza de que su propio ejemplo les sirva para comprender los peligros de probar siquiera ciertas sustancias.

"Todo mi pasado está ahí fuera. No tengo más opción que ser honesta al respecto. A ver, así son las cosas. Lo que sí puedo hacer es utilizar esa experiencia como una herramienta cuando mis hijos sean mayores. Son conscientes de que algunas personas mueren por culpa de las drogas, porque van al colegio y escuchan cosas. Toda mi vida es de conocimiento público y lo único que puedo hacer es ser sincera con ellos. Y, la verdad, me resulta liberador", asegura la antigua 'niña rica', amante de las fiestas y los excesos, que ha logrado convertirse en una respetable mujer de negocios.

En sus peores momentos, Nicole fue arrestada por posesión de heroína -2003- y pasó varias veces por rehabilitación antes de acabar cumpliendo una breve estancia en prisión en 2007 por conducir bajo la influencia del alcohol. Pese a que la atención mediática que recibieron entonces cada uno de sus errores -y hubo muchos- le sumergieron aún más en la espiral de autodestrucción en la que cayó hasta tocar fondo, ahora ha desarrollado una teoría muy interesante sobre cómo influyó su fama en sus adicciones.

 

A post shared by Joel Madden (@joelmadden) on

"Creo que el meterme en problemas y tener que lidiar con ellos públicamente acabó resultando bueno para mí porque, si me hubiese tenido que rehabilitar sin que nadie me controlara, a lo mejor habría acabado encontrando la manera de recaer sin que nadie se enterara", reflexiona en una entrevista a la revista You.

Pese a que su intención sea compartir todos sus errores con sus hijos Harlow (9) y Sparrow (8), fruto de su matrimonio con Joel Madden, según vayan teniendo la edad adecuada para escucharlos y comprenderlos, por el momento prefiere controlar incluso su acceso a Google para que no se informen al respecto por su cuenta.

 

A post shared by Nicole Richie (@nicolerichie) on

"Vamos a ir poco a poco; empezaremos diciéndoles algo así como: 'A mamá solían castigarla mucho'", adelanta.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad