Se encuentra usted aquí

Carmen Electra no descarta volver a casarse con su ex Dave Navarro

La actriz y cantante reconoce que su exmarido y ella aún mantienen una relación muy especial que le lleva a no cerrar la puerta a una posible reconciliación en un futuro.

Carmen Electra no descarta volver a casarse con su ex Dave Navarro

Foto: AFP

Foto: AFP

La cantante y actriz, Carmen Electra, estuvo casada con el músico Dave Navarro entre 2003 y 2007, aunque tras su separación ambos han continuado siendo muy buenos amigos, como ya prometieron que haría en el comunicado con el que anunciaron el final de su matrimonio, y apoyándose tanto en el plano personal como en el profesional.

 

A post shared by Carmen Electra (@carmenelectra) on

Esta buena sintonía que aún existe entre ambos es lo que lleva a la guapa rubia a dejar abierta la puerta a una reconciliación en el futuro, reconociendo incluso que, por su parte, no se cierra en banda a la posibilidad de volver a pasar por el altar con su exmarido.

"Hemos compartido algo de tiempo juntos últimamente. Ha sido muy, muy agradable volver a verle. Tenemos una conexión especial y nos comprendemos muy bien el uno al otro. Nos adoramos mutuamente. ¿Que si podríamos volver juntos? Quién sabe. Nunca se sabe qué puede suceder en un futuro. Es un hombre maravilloso, y puede que algún día sorprendamos a todo el mundo y nos volvamos a casar. Desde luego, no puedo negar que sentimos un cariño especial el uno por el otro que no soy capaz de explicar con palabras", confiesa la explosiva estrella en una entrevista a Life & Style.

Por el momento, Carmen continúa soltera después de haber sido incapaz de encontrar al hombre que reuniera todos los requisitos que pide a una potencial pareja, que no son pocos. Quien quiera conquistarla, deberá ser inteligente, divertido, a poder ser con una profesión relacionada con el mundo artístico y con un gran sentido del humor. Además, y según confesaba la intérprete recientemente, también tiene que confiar en ella ciegamente y estar dispuesto a pasárselo bien sin tomarse la vida demasiado en serio.

Publicidad