Se encuentra usted aquí

Carla Bruni consuela a Nicolas Sarkozy tras su derrota en las primarias de su partido

La exprimera dama francesa rinde homenaje a su famoso marido, quien ayer domingo dijo adiós a su objetivo de recuperar la presidencia, a través de las redes sociales.

Carla Bruni consuela a Nicolas Sarkozy tras su derrota en las primarias de su partido

El expresidente francés Nicolas Sarkozy no atraviesa precisamente el mejor momento de su carrera política, ya que tras anunciar a bombo y platillo su regreso a la primera línea de la política con su intención de recuperar la jefatura de estado que, en las elecciones de 2013, le arrebató el socialista François Hollande, ayer domingo sufrió una clamorosa derrota en la primera vuelta de las primarias de su partido que pone punto y final a sus aspiraciones de volver a ocupar el Elíseo.

Sin embargo, el segundo varapalo electoral que el controvertido político se lleva en poco más de tres años se habrá visto al menos ligeramente amortiguado por el apoyo incondicional que siempre le ha brindado su no menos famosa esposa, la cantante y exmodelo Carla Bruni, quien no ha dudado ahora en hacer referencia a la fatídica noche de ayer por medio de sus redes sociales para proclamar a los cuatro vientos lo "orgullosa" que se siente de él y de la determinación con la que defiende sus ideales.

"En ocasiones los mejores pierden. Bravo mi amor, estoy muy orgullosa de ti", reza el escueto mensaje que ha publicado la artista en su perfil de Instagram junto a una imagen en la que el exmandatario aparece claramente cariacontencido.

Aunque hace unos meses, cuando anunció su candidatura para volver a liderar el centro-derecha galo, Sarkozy se mostraba confiado en sus posibilidades de evitar que el Frente Nacional de Marine Le Pen acabara capitalizando el descontento generalizado ante la gestión del actual gobierno socialista, parece que los propios militantes de su partido han decidido, al menos por el momento, apartarle de la carrera electoral para dar paso a otras caras conocidas de ese período, como François Fillon, primer ministro durante la presidencia de Sarkozy, o a otros veteranos de la vida pública francesa como el también exjefe de gobierno Alain Juppé, quien sirvió bajo la administración de Jacques Chirac.

"Yo soy el dique que impide la expansión del Frente Nacional. Y es por eso que el Frente Nacional me ataca. Mire lo que pasa en Alemania, Austria, España... Si la derecha republicana no es suficientemente fuerte, los extremos se benefician. Si hace dos años yo hubiera dejado que mi partido siguiera como estaba, hoy tendríamos un Frente Nacional mucho más fuerte. Yo voy a apagar ese fuego", expresaba en una entrevista al diario El Mundo.

Por: Bang Showbiz

Publicidad