Travis Fimmel, el protagonista de 'Vikingos', nunca quiso ser actor ni famoso

¡Increíble! El actor reconoció que odia presentar audiciones y hablar en público.  

Travis Fimmel, el protagonista de 'Vikingos', nunca quiso ser actor ni famoso

Foto: AFP 

Cuando se escucha al actor Travis Fimmel hablar de lo mucho que detesta ser reconocido en público o embarcarse en las giras de promoción de sus proyectos, una parte inevitable del trabajo de cualquier intérprete, no cabe sino plantearse por qué eligió dedicarse a una profesión que conlleva, a mayor éxito, más fama y cómo consigue lidiar con toda la atención.

"Lo odio, lo odio de verdad. Es muy poco realista, pero hay gente a la que le gusta ponerse de pie y hablar enfrente de otras personas. En mi caso, yo nunca fui uno de esos niños a los que le gustaba leer en voz alta en clase", explica Travis en una entrevista a la revista GQ,

Reconoce que incluso las audiciones, un proceso indispensable para conseguir papeles, le resultan una tortura:

"Me he marchado en mitad de más de una, muerto de vergüenza, en varias ocasiones. Prefiero grabarme en vídeo, no puedo ni acordarme del último personaje que conseguí haciendo un casting. Es horrible. Me pongo nervioso, sudo, me muero de vergüenza. Me siento como un mono, y entro en pánico", dijo. 

¿Y cómo acabó entonces un joven australiano convirtiéndose, primero, en uno de los modelos de ropa interior más recordados de Calvin Klein y, más tarde, en el protagonista de una de las series revelación de los últimos tiempos? Según explica él, por pura necesidad y suerte. 

 

"Mira, simplemente vine hasta aquí y lo intenté. Acudí a una sola clase. Nunca quise ser actor, nunca. Y sigo sin querer serlo", apunta.

 

En consecuencia, el actor evita moverse en los círculos habituales del cine, y en su lugar prefiere residir en una granja a una hora al norte de la ciudad de Los Ángeles, aunque sus planes pasan por marcharse para establecer definitivamente en su Australia natal en cuanto su situación financiera se lo permita. 

Vea también: 

Travis Fimmel renunciará a la interpretación para recluirse en una granja en Australia

Publicidad