Se encuentra usted aquí

Drew Barrymore: 'Mi pasado me ha ayudado a ser la madre que soy hoy'

La errática niñez de Drew la condenó a terminar enganchada al alcohol y las drogas, una vida que ha forjado a la madre que actualmente es

Drew Barrymore: 'Mi pasado me ha ayudado a ser la madre que soy hoy'

La vida de Drew Barrymore no ha sido fácil. Llegar al estrellato de niña -protagonizó E.T.- le costó terminar adicta al alcohol a los 9 años y entrar en rehabilitación por drogadicción a los 14. Pero a los 40 años, la actriz, ya totalmente asentada, asume con naturalidad y sin rencores su pasado, y cree que éste ha sido el que le ha enseñado a ser la madre que es hoy en día para Olive (2 años) y Frankie (18 meses).

"Nunca pretendería que mi vida no ha ocurrido de la forma y modo en la que sucedió. Pero los pilares de idoneidad son tan importantes ahora para mí como para cualquiera que quiera ser una buena y sana madre para sus hijas. Ese probablemente fue el camino que me trajo hasta aquí", cuenta la actriz en el periódico The Times.

A pesar de ser una estrella de niña, la actriz se encontró sin dinero tras emanciparse de sus padres.

"Cogí mi primer apartamento. Era adulta a nivel legal. Me había separado de mi madre y había salido de un centro y comenzaba mi vida de nuevo. Y no, no tenía ni un centavo", señala.

Drew -quien se casó con el actor Will Kopelman en 2012- cree que su vida es más tranquila ahora que hace unos años.

"Los últimos cinco años mi vida ha sido bastante más tranquila. He hecho muchos cambios. He hecho muchas elecciones. Todo esto ha propiciado tener el tipo de familia que quiero tener".

Publicidad