Se encuentra usted aquí

A Matthew Perry todavía le cuesta estar sobrio

El actor asegura que no es posible superar una adicción de 30 años en 28 días y reconoce que permanecer sobrio resulta "muy duro"

A Matthew Perry todavía le cuesta estar sobrio

Cuando el actor de 'Friends' Matthew Perry comenzó su rehabilitación por adicción al Vicodin ingresando en una clínica en 1997 y de nuevo en 2001 por sus problemas con el alcohol y los medicamentos era consciente de que tenía por delante un largo camino, y a día de hoy sigue costándole permanecer sobrio.

"No puedes tener un problema con las drogas durante 30 años y esperar que se solucione en 28 días. Me emocionó mucho contemplar la esperanza que había en las clínicas de rehabilitación, que es en torno a lo que gira todo el proceso. Conseguir estar sobrio es algo muy difícil", explica el intérprete en un vídeo de The Hollywood Reporter en el que se puede ver a Matthew reuniéndose con tres pacientes del centro Phoenix House de Los Ángeles.

En el caso del actor, su fama hizo que le resultara aún más complicado lidiar con sus adicciones.

"Soy una persona muy privada, pero salía en una serie de televisión que veían 30 millones de personas. Así que la gente lo sabía. Lo que me estaba sucediendo era muy público", añade.

De su experiencia personal Matthew ha aprendido la importancia de que los drogodependientes acudan a clínicas especializadas para poder alejarse de su rutina.

"Los centros de rehabilitación son muy importantes porque distancian a los adictos del ambiente en el que consumen. Lo más importante es conseguir dejar de ser tan egocéntrico y ayudar a los demás".

Publicidad