Se encuentra usted aquí

Benicio del Toro tiene el mismo poder de seducción que 'una mujer'

El actor reconoce sin tapujos que su estatus de celebridad le hace sentir que posee el mismo poder de seducción que una mujer

Benicio del Toro tiene el mismo poder de seducción que 'una mujer'

A diferencia de algunos de sus compañeros de profesión, el actor Benicio del Toro no tiene ningún reparo en reconocer que su estatus de estrella del cine ejerce un poder de atracción irresistible para cualquier hipotética conquista amorosa, una capacidad que él compara a la que, desde su punto de vista, posee cualquier mujer.

"Con la fama, en ocasiones tengo la sensación de haberme convertido en mujer. Cuando una mujer entra en un bar, sabe que puede irse de él con quien ella quiera. Con una estrella, sucede algo parecido", aseguró el intérprete a la revista francesa Paris Match.

Pero resulta innegable que su impresionante físico y, sobre todo, su penetrante mirada ya causaban estragos entre el sexo opuesto antes incluso de que Benicio saltara a la fama como villano en la película de James Bond 'Licencia para matar'. Sin embargo, el portorriqueño todavía recuerda vívidamente los tiempos en que ese mismo peculiar atractivo le acarreaba muchos más problemas que alegrías.

"En el colegio, por culpa de mi mirada y mis ojeras oscuras, todo el mundo pensaba que me drogaba. ¡Pero ni siquiera bebía alcohol!", añadió.

En plena promoción de su película 'Escobar: Paraíso Perdido' -en la que da vida al narcotraficante colombiano Pablo Escobar-, Benicio asegura que en la actualidad su ritmo de trabajo ha disminuido notablemente debido a su deseo de centrarse en la educación de su hija Delilah (3), fruto de una relación esporádica con Kimberly Stewart, hija del cantante Rob Stewart.

"Quiero hacer por ella lo mismo que mis padres hicieron por mí. Haría cualquier cosa con tal de que no le falte de nada", concluyó.

Publicidad