Se encuentra usted aquí

Courtney Love: 'Gwyneth Paltrow me ayudó a superar mis adicciones'

La controvertida cantante asegura que un correo electrónico de la actriz estadounidense le proporcionó el valor necesario para desintoxicarse

Courtney Love: 'Gwyneth Paltrow me ayudó a superar mis adicciones'

La irreverente Courtney Love -viuda del malogrado roquero Kurt Cobain- puede presumir en la actualidad de haber superado numerosas adicciones desde la década de los 90, ya sea a sustancias tan destructivas como la heroína, o a medicamentos prescritos que le hicieron un flaco favor a la hora de combatir su relación con los estupefacientes. Pero antes que ensalzar su propia fuerza de voluntad, la estrafalaria cantante prefiere acreditar a su buena amiga Gwyneth Paltrow como la principal responsable de su milagrosa recuperación.

"La verdad es que en 2011 sufrí una de las peores etapas de mi vida, ya que algún médico loco me dijo que para desterrar de mi vida la heroína y luchar contra los efectos que me había causado, necesitaba tomar Adderall [un fuerte estimulante compuesto de anfetamina]. Al final acabé sumida en una profunda adicción a este medicamento y casi me vuelvo loca. Envié un montón de correos electrónicos agresivos a todos mis amigos y, de repente, recibí una bonita respuesta de Gwyneth", reveló la artista a la revista Grazia, antes de desvelar el contenido de un mensaje que cambió su existencia para siempre.

"En vez de echarme en cara el tono de mi email, Gwyneth me ofreció directamente ayuda psicológica y económica porque sabía que algo no iba bien conmigo. Me costó tres días responderle, pero al final me di cuenta de que ella había sido una de las pocas personas que creía en mí y que, de forma genuina, me quería ayudar. Gracias a ella, al final acabé pegándole una patada al Adderall", confesó Courtney.

La veterana intérprete asegura que le llevó más de una semana deshacerse por completo del vínculo que le unía a la polémica sustancia, una exigente tarea que solo se vio atenuada por las "sesiones de sexo" que mantenía con regularidad para reducir sus niveles de ansiedad.

"Una vez me libré de esa pesada carga para siempre, escribí de nuevo a Gwyneth para darle las gracias por su ayuda y por su apoyo incondicional, pero rechacé las dos ofertas que me había hecho antes [sobre la asistencia psicológica y financiera]. Le dije que mis sesiones diarias de sexo y algunos otros trucos me habían sido suficientes para superar la adicción, pero también insistí en que jamás olvidaría su bonito gesto", apuntó en la misma entrevista.

Publicidad