Se encuentra usted aquí

Zac Efron juega al despiste con su estado sentimental

El actor únicamente asegura que no 'invierte' en el mercado de los solteros cuando le preguntan por su vida amorosa

Zac Efron juega al despiste con su estado sentimental

El actor Zac Efron prefiere jugar la baza de la ambigüedad cuando le preguntan acerca de su actual estado sentimental y asegura que ahora mismo no "invierte" en el mercado de las citas, consciente de los comentarios que apuntan a un posible nuevo romance con Halston Sage, su compañera de reparto en la comedia 'Malditos vecinos'.

"Sinceramente no lo sé, no estoy muy seguro de si estoy en el mercado... Ahora mismo no estoy invirtiendo. ¡Me he quedado sin dinero!", aseguró la joven estrella en el programa 'Good Morning Britain' cuando le preguntaron por su vida amorosa.

Pese a los intentos de Zac por hacerse el distraído, su relación con Halston parece ir más allá de una simple amistad después de haber sido vistos a principios de este mes en actitud cariñosa durante un partido de baloncesto de Los Angeles Lakers.

El intérprete se muestra algo menos reservado a la hora de hablar sobre su estado de su salud, y no duda en asegurar que se siente "mejor que nunca" y muy emocionado por continuar con su carrera cinematográfica tras protagonizar su segundo paso por rehabilitación en lo que va de año.

"Estoy mejor que nunca. Me emociona mucho pensar en mi futuro. Ha sido una carrera de fondo; cuando era un niño me imaginaba dedicándome al mundo del cine, pero nunca pensé que tendría una oportunidad. Así que no paro de pellizcarme para ver si estoy despierto", declaró.

Por el momento, la estrella considera el trabajo su mayor prioridad y aunque se considera un afortunado por poder dedicarse a algo que le apasiona, reconoce que a veces las horas de rodaje pueden volverse interminables, por muy divertidas que parezcan luego las escenas en la gran pantalla. De hecho, a Zac le supuso un gran esfuerzo concentrarse durante la grabación de las salvajes fiestas que organiza su personaje en 'Malditos vecinos'.

"Era un verdadero caos. No resulta nada divertido estar en el set de rodaje de una fiesta que no acaba nunca. Nos estábamos quedando dormidos por las esquinas con música rave atronándonos los oídos", confesó.

Publicidad