Se encuentra usted aquí

Drew Barrymore sigue sin comprender la ausencia de su padre

La actriz superó hace tiempo el abandono de su padre aunque aún encuentra 'chocante' que tomara esa decisión

Drew Barrymore sigue sin comprender la ausencia de su padre

La actriz Drew Barrymore asegura haber superado hace tiempo el hecho de que su padre no formase parte de su vida mientras crecía, aunque desde su actual posición como madre -su segunda hija, Frankie, nació la semana pasada- encuentra muy difícil justificar una decisión parecida por lo "chocante" que le resulta.

"Mis padres se separaron antes de que yo naciera y mi padre nunca fue capaz de asumir su papel. Es algo que ya he aceptado y que no me supone ningún problema desde hace tiempo. Pero para mí es muy chocante que alguien pueda tomar una decisión así. Por mucho que lo haya aceptado en relación a él, nunca podría hacerlo con mi pareja... Para algunas personas es imposible aparecer cuando las necesitas, y eso es algo increíblemente frustrante. Cuando te conviertes en madre, y piensas en las necesidades de tus niños, es algo muy emotivo", confesaba la actriz durante una entrevista con la revista Red días antes de dar a luz.

En la actualidad, la polifacética estrella está centrada en su papel como madre de Frankie y Olive (19 meses), fruto de su idílico matrimonio con su pareja Will Kopelman, y asegura que no hay nada que le haga más feliz que pasar tiempo con su familia.

"Me encanta ser mamá. Pasamos todos los fines de semana en familia. No tenemos ninguna niñera, lo hacemos todo nosotros. Y no puedo esperar para ver cómo va a funcionar eso ahora que vamos a tener el segundo", declaró.

La intérprete disfruta tanto con su faceta más familiar que intenta mejorar sus habilidades domésticas siempre que tiene la ocasión, para lo que no duda en recurrir a la ayuda de profesionales si es necesario. De hecho, durante el pasado verano Drew acudió junto a sus amigas y compañeras de profesión, Cameron Diaz y Reese Witherspoon, a una escuela de cocina para mejorar sus habilidades culinarias.

"Me encanta cocinar, me hace muy feliz. Disfruto mucho cocinando para Olive, pero antes solía ser la reina de la comida para llevar. No había intentado aprender a preparar un plato en toda mi vida. Cameron es una chef increíble, siempre lo ha sido. Yo solo estoy intentado ponerme al día", aseguró.

Publicidad