Se encuentra usted aquí

Melanie Griffith se divierte como una adolescente

La veterana intérprete exhibe su faceta más desenfadada durante el festival de música de Coachella y deja que su marido, Antonio Banderas, viva la emoción de

Melanie Griffith se divierte como una adolescente

Mientras que el carismático Antonio Banderas no lo ha pensado un segundo a la hora de volver a reunirse con sus paisanos en su Málaga natal -con motivo de la celebración de la Semana Santa-, su mujer Melanie Griffith ha decidido estos días exhibir en público su lado más jovial asistiendo con unas amigas al popular festival de música de Coachella, un evento que tradicionalmente se ha asociado a las nuevas generaciones y a la música más contemporánea, pero que en este caso no ha sido impedimento para que la intérprete disfrutara de un placentero fin de semana.

Tal ha sido el entusiasmo con el que Melanie recorrió los distintos escenarios que pueblan el festival, que no sorprende especialmente su decisión de inundar su perfil de Twitter con mensajes que daban buena cuenta de lo bien que ha aprovechado el tiempo en el valle californiano. De esta manera, la esposa del astro español compartió con sus seguidores una extensa lista de los artistas que no quería perderse y también demostró que estaba dispuesta a exprimir al máximo las oportunidades que le ofrecía la cita musical.

"Los brazaletes del festival te abren las puertas a numerosos eventos y regalos tanto dentro del recinto como fuera. No os olvidéis de buscar los descuentos y las ofertas también en los alrededores de la ciudad", reza el mensaje de la organización del evento que la artista incorporó a su perfil, antes de publicar el cartel con todas las actuaciones programadas para dos días inolvidables.

Se desconoce si el amor por la música que exhibe estos días Melanie Griffith es la única razón por la que decidió no acompañar a su marido en su viaje al sur de España, pero lo cierto es que Antonio se ha visto estos días rodeado de tantos amigos con motivo de las procesiones malagueñas -como la actriz María Barranco y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz-, que probablemente no haya extrañado demasiado a quien antes era su compañera inseparable en los balcones de la ciudad durante los momentos más emotivos de la Semana Santa.

Publicidad