Se encuentra usted aquí

¿Sobreprotectora? La madre de Saoirse Ronan le hace el mercado desde otro continente

La actriz siempre puede contar con su madre para llenarle la nevera, incluso cuando ella está en Los Ángeles a miles de kilómetros de su Irlanda natal.

¿Sobreprotectora? La madre de Saoirse Ronan le hace el mercado desde otro continente

Foto: AFP

Foto: AFP

Al igual que les sucede a muchas madres cuyos hijos ya se han independizado, el mayor temor de la de Saoirse Ronan es que la apretada agenda de su famosa no le deje tiempo para ir al supermercado y, en consecuencia, acabe alimentándose a base de comida rápida o para llevar. Hasta cierto punto, no deja de resultar normal que la intérprete siga confiando en ella para llenarle la nevera, pero lo que ya resulta más sorprendente es que su progenitora se las arregle para hacerlo desde otro continente.

Y es que, cuando su 'pequeña' llegó a su apartamento temporal de Los Ángeles, para arrancar la promoción de su última película 'Lady Bird', se encontró con un montón de bolsas del supermercado Whole Foods esperándola.

"Me compró verduras para que tuviera algo que cocinar. Tengo una madre maravillosa, se asegura de que siga teniendo algo para cenar incluso desde el otro lado del océano Atlántico", ha explicado divertida la joven de 23 años al periódico Los Angeles Times.

Aunque ella siempre esté dispuesta a cuidar y mimar a la intérprete, eso no quiere decir que la madre de Saoirse espere o permita que otros hagan lo mismo. En vista de que su hija comenzó a apuntar maneras de convertirse en una estrella de cine a los 12 años, cuando apareció junto a Keira Knightley y James McAvoy en la recordada 'Expiación', la progenitora de la intérprete se propuso ejercer de asistente personal durante el tiempo de Saoirse en el set.

"Es cierto que hacen muchas cosas por ti cuando eres un actor joven. Siempre hay alguien diciéndote dónde debes ir, o pararte. Te planchan la ropa y te preparan el té. Recuerdo que en el set de 'Expiación', el asistente del director se me acercó para preguntarme si quería algo, y le pedí una taza de té. Mi madre le llamó y le dijo: 'No, ella puede prepararse sola el té'. Fueron ese tipo de recordatorios, amables pero firmes, los que me permitieron separar la vida de actriz de la vida real", ha asegurado.

 

Publicidad