Se encuentra usted aquí

La gran decepción de Pamela Anderson como madre

La actriz y modelo esperaba que sus dos hijos eligieran una profesión no relacionada con el mundo de la moda o del entretenimiento en general.

La gran decepción de Pamela Anderson como madre

Foto: AFP

Foto: AFP

Tras costear la mejor educación para sus dos hijos, en prestigiosos centros, Pamela Anderson se ha llevado el disgusto de presenciar cómo Dylan (19) y Brandon (21) -fruto ambos de su fallido matrimonio con el roquero Tommy Lee- deciden seguir sus pasos en la única profesión que no quería para ellos: modelos. De momento, los dos han tenido mucho éxito: posando para una campaña de Saint Laurent el más pequeño y protagonizando anuncios de Dolce & Gabbana el mayor de ellos.

"Yo no quería que entraran a formar parte de este negocio, y tampoco Tommy. Los dos son chicos muy inteligentes que han estudiado en universidades increíbles. Los dos han tenido mucho éxito. Queríamos que supieran que había otras opciones para ellos, que podían dedicarse a algo distinto a lo que hacíamos nosotros", explica la explosiva rubia en una entrevista a la revista W, en la que confiesa que su gran consuelo es que ninguno de sus retoños piensa hacer del modelaje su principal fuente de sustento.

"Los chicos lo hacen por diversión. Brandon es actor y Dylan es músico. A Brandon, estar sobre una pasarela le da la oportunidad de actuar, lo absorbe todo y lo disfruta muchísimo. Dylan tiene ya un plan trazado, de toda su vida, y es muy ambicioso. Su prioridad es la música, por lo que en realidad no le interesa ninguna de todas esas cosas: rechaza ofertas muy a menudo. Él es muy calculador, a Brandon le gusta más improvisar".

Por otra parte, Pamela también se alegra de que sus hijos sean jóvenes de recursos capaces de buscar distintos trabajos para mantenerse a sí mismos y seguir aprendiendo, en lugar de confiar en el respaldo que les proporciona la fortuna personal de sus padres.

"A los dos les va muy bien, y están en una edad en la que se pueden permitir el lujo de tomar ese tipo de decisiones. Por supuesto que Tommy y yo nos asustamos, pero se las están arreglando muy bien porque al fin y al cabo es el ambiente en que crecieron, así que son muy abiertos de mente", reconoce.

De poder elegir, y puestos a que sus retoños formen parte de la industria de la moda, a Pamela le gustaría que trabajaran para casas que rechacen la crueldad animal.

Melania Trump alaba a Pamela Anderson por defender los derechos de los animales

"Participé en algunos de los desfiles de Vivienne Westwood hace años. Me gusta apoyar a mis amigos, a Vivienne, o Stella McCartney, que es una pionera. Ha creado moda preciosa, de alta calidad, sin hacer daño a ningún animal; es impresionante y muy complicado. Ella es como mi familia, creo que tengo mi pequeña burbuja. Dolce & Gabbana son maravillosos, pero no me gusta que utilicen pieles. Aunque son muy divertidos y se portan muy bien con mis chicos, son muy generosos. No tengo nada malo que decir sobre ellos", matiza, para evitar que sus 'niños' se queden en el paro.

 

Publicidad