Se encuentra usted aquí

Kit Harington lo tiene claro: su espada de 'Juego de Tronos' se irá a casa con él

El actor ha expresado su interés por quedarse con la espada de su personaje Jhon Snow, aunque últimamente los productores se muestran reticentes a dársela una vez acabe la serie.

Kit Harington lo tiene claro: su espada de 'Juego de Tronos' se irá a casa con él

Foto: AFP

Foto: AFP

En la quinta temporada de 'Juego de Tronos', la espada que posee Jhon Snow, el personaje interpretado por Kit Harington, ganó un protagonismo especial después de descubrirse su capacidad para matar a los aparentemente indestructibles Caminantes Blancos, lo que hizo que la importancia en la trama del arma, conocida como 'Garra', aumentara aún más al mismo tiempo que su valor económico.

Quienes estuvieran ya ahorrando para tratar de hacerse con ella en una hipotética subasta de memorabilia de la serie están a punto de llevarse, sin embargo, un gran disgusto, ya que su propietario en la ficción lo tiene todo pensado para llevársela a casa una vez concluya el rodaje de la última temporada, aunque para ello deba infringir la ley.

"Quiero mi espada. Quiero a Longclaw (nombre original de la espada de acero valyrio). Durante la primera temporada me dijeron: 'Sí, sí, claro, es toda tuya'. Pero a medida que la serie se hacía más y más popular a lo largo de las temporadas, y el valor de la espada se incrementaba también más y más, empezaron a recular. Es por eso que ahora voy dejando caer comentarios aquí y allá, y les digo: 'No, en serio, quiero la espada', a lo que ellos me contestan: 'Mmm... ya veremos'. Pero lo tengo claro: voy a robarla", confesó en tono bromista al portal Entertainment Tonight.

Los últimos episodios de 'JdT' sirvieron para que Jhon se reencontrara con su hermana Sansa Stark (Sophie Turner), con quien no compartía ninguna escena desde los primeros episodios. Este tipo de reuniones orquestadas por los giros del guion siempre dan una alegría al británico al mismo tiempo que le dejan anonadado al comprobar cómo han cambiado algunos de sus compañeros de reparto, como la propia Sophie o Maisie Williams (Arya Stark), que eran unas niñas cuando arrancó la ficción televisiva.

"Es lo que más me gusta de todo esto. Tengo la oportunidad de trabajar con amigos muy, muy cercanos con los que nunca había trabajado antes y me encanta. Hay otros con los que no he trabajado desde hace mucho tiempo y cuando volvemos a hacerlo pensamos: 'Que extraño. La última vez que trabajamos juntos no habías crecido tanto'. Desgraciadamente, yo no he crecido nada en toda la serie, pero otros sí, y resulta muy interesante", reveló.

De cara a la promoción de la sexta temporada de la producción de la HBO, el actor tiene que poner especial cuidado en no desvelar ningún detalle durante sus entrevistas. Es por eso que le molesta tanto que ciertos malintencionados hagan todo lo posible para capturar en exclusiva algún momento de la grabación, llegando incluso a utilizar para ello drones. A pesar de las técnicas y trucos que el equipo de la serie despliega para evitar que se filtre la trama de los nuevos capítulos, como por ejemplo asegurarse de que dos personajes sean fotografiados juntos para crear rumores falsos, Kit sabe que no pueden conseguir parar todas las filtraciones, y le duele que se rompa el efecto sorpresa que ha convertido a la serie en un fenómeno.

"Creo que todos nos molestamos y enfadamos mucho cuando la gente quiere arruinarle a otros una serie de televisión de esta manera. Hicimos todo lo que pudimos, pero no hay demasiado más que puedas hacer cuando estás grabando en unas localizaciones tan espectaculares. No puedes cerrar el lugar. Simplemente tienes que saber lidiar con estos tipos que quieren arruinarlo. Sé que les puede el dinero, pero es que yo me he vuelto muy protector con el show. Me encanta. Se está acercando el final y van a pasar tantas cosas emocionantes que quiero que sorprendan a la gente. Me cabrea mucho que haya quienes quieran arruinarle eso a la gente", concluyó contundente.

Publicidad