Se encuentra usted aquí

Justin Timberlake no descarta la idea de tener otro hijo

El artista admite que se siente muy cómodo con las tareas y responsabilidades derivadas de su hijo Silas (18 meses), hasta el punto de que ya se destaca como todo un experto.

Justin Timberlake no descarta la idea de tener otro hijo

Aunque en la actualidad su faceta de padre primerizo domina la mayor parte de su tiempo e incluso ha llegado a inspirar algunas de sus nuevas canciones, el cantante y actor Justin Timberlake está disfrutando tanto de las satisfacciones y responsabilidades que le ha brindado la llegada de su hijo Silas  (fruto de su matrimonio con Jessica Biel), que ahora mismo no le importaría repetir experiencia paternal para que la felicidad que le invade en esta etapa de su vida fuera aún más intensa.

"Silas tiene ya un año y medio, y la verdad es que me encantaría que se quedara tal y como está un poco más de tiempo del que marca la naturaleza. Está en una edad perfecta para sus padres", bromeó el intérprete durante la presentación en Los Ángeles de la última cinta animada en la que participa, 'Trolls', antes de dejar entrever que no tendría problema alguno en el caso de que Jessica volviera a quedarse embarazada: "La verdad es que llevo mucho tiempo practicando [en referencia al cuidado de un bebé], se me daría algo mejor".

El que fuera líder del grupo juvenil N' SYNC se ha convertido con el paso de los años no solo en uno de los vocalistas más cotizados y respetados de la industria musical, sino también en un marido y padre ejemplar cuya trayectoria artística, y sobre todo su más reciente sencillo 'Can't Stop The Feeling', se ha visto claramente influenciada por los significativos cambios que ha venido experimentado a nivel personal.

"El ánimo de la canción y la actitud positiva que se desprende de las letras tiene mucho que ver con él. Mi hijo me ha ayudado a desarrollar mi música desde un enfoque distinto", revelaba el estadounidense a la revista Variety, antes de explicar que su condición de padre también le ha hecho sentir que vive en una especie de universo paralelo.

"Tener un hijo te da una perspectiva totalmente diferente de lo que te rodea, además de que altera por completo tu existencia. Es como vivir en Matrix, de verdad te lo digo, en un mundo radicalmente diferente. Te abre la puerta a un sinfín de nuevas experiencias, y al final te acaba resultando extraño el tipo de vida que llevabas antes. Te quedas pensando: '¿Así era yo antes?'".

 

Publicidad