Se encuentra usted aquí

Igual que el vino: Jennifer Lopez se ve mejor a medida que se hace mayor

La diva del Bronx no ha dejado de ganar seguridad en sí misma gracias a la experiencia que acumula tanto en el plano profesional como en el de las relaciones sentimentales.

Igual que el vino: Jennifer Lopez se ve mejor a medida que se hace mayor

Foto: AFP

Foto: AFP

Además de haberse convertido en una de las artistas más versátiles de su generación al acumular éxitos tanto en la industria de la música como en el mundo del cine, la actriz y cantante Jennifer Lopez (47) se ha erigido en los últimos tiempos como todo un referente para aquellas mujeres que no quieren verse limitadas por la edad, al reivindicar con orgullo la valía y el atractivo que se desprenden de la etapa de madurez en la que se encuentra inmersa a día de hoy.

"Los hombres que están en sus 20 suelen irradiar confianza y en algunos casos son algo arrogantes, mientras que las chicas a esa edad suelen ser muy inseguras. Y de repente cambia la tendencia: los hombres pierden autoestima con la edad y las mujeres se sienten más cómodas en su propia piel, de una forma que las hace más hermosas. Yo no quiero ser arrogante, pero me valoro mucho más ahora que antes, estoy satisfecha con mi cuerpo y también con las cicatrices que tengo", reveló en conversación con la revista W.

A diferencia de otros rostros del mundo del espectáculo que prefieren pisar sobre seguro y evitan adentrarse en proyectos alejados de su perfil tradicional, la diva del Bronx asegura que lo que de verdad le mantiene "viva" en su profesión es precisamente la idea de "arriesgar" y seguir aprendiendo para poder sentirse más realizada cada día.

"Creo que vivir fuera de los límites de lo que te resulta cómodo es, en última instancia, la única forma de ser feliz. Por supuesto, en mitad de ello, los riesgos resultan muy molestos, pero siempre hay un componente de emoción en afrontar algo nuevo, al menos para mí. Quizá todo tiene que ver con mi mentalidad, pero yo siempre digo: 'Vamos a hacer esto, vamos a ver lo otro'", aseguró sobre su curiosidad innata y sus ganas de evolucionar a todos los niveles.

Además de haber ganado experiencia, sabiduría y amor propio con el paso de los tiempos, Jennifer Lopez, quien ha protagonizado mediáticos matrimonios -el último de ellos, con Marc Anthony, padre de sus mellizos- y relaciones con chicos más jóvenes que ella, también ha conseguido finalmente restar importancia alguna a la forma en que otros juzgan su vida o directamente se la inventan.

"Cuando era más joven, me acuerdo que reaccionaba diciendo cosas como 'Oh Dios mío, eso no es verdad, ¿qué voy a hacer al respecto?' cada vez que leía algo falso sobre mí. Y después me di cuenta de que, en el fondo, a la gente que me conoce no le interesan lo más mínimo esos cotilleos. En el Bronx, a nadie le importan. Ser feliz como persona, ser una buena madre y trabajar duro, esas son las cosas que me enriquecen", sentenció.

 

Publicidad