Se encuentra usted aquí

“Quería ser granjera”, hija de Alec Baldwin confiesa que no pensaba ser modelo

Antes de atreverse a probar suerte en el mundo de la moda y la interpretación, la hija de Alec Baldwin y Kim Basinger quería llevar una vida alejada de los focos de la atención mediática en el medio de la nada.

“Quería ser granjera”, hija de Alec Baldwin confiesa que no pensaba ser modelo

Desde hace unos años una nueva generación femenina de Baldwins ha empezado a pisar fuerte para tomarle el relevo a los cuatro hermanos que han convertido a la familia en una de las más conocidas del mundo del entretenimiento estadounidense: los actores Daniel, William, Stephen Baldwin y -el más mayor y probablemente más conocido de todos- Alec Baldwin.

Tanto Ireland, hija de este último y de su primera mujer Kim Basinger, como su prima Hailey -fruto del sólido matrimonio de Stephen con Kennya Deodato- forman ya parte de la nueva generación de modelos con apellido famoso que compaginan sus trabajos en la moda con su influencia en las redes sociales, a las que deben en gran parte su popularidad.

Ver: Alec Baldwin reconoce haber sido 'irrespetuoso' y 'sexista' al tratar a las mujeres

Sin embargo, en el caso de Ireland, sus planes iniciales no pasaban por seguir los pasos de sus famosos padres. En un principio, la joven de 22 años, que conoció la cara menos amable de fama siendo aún una niña durante el mediático y polémico divorcio de los dos actores, no estaba dispuesta a sacrificar su anonimato en favor de una carrera a pesar de que siempre había sentido la llamada de la vocación familiar.

"Durante mucho tiempo fue algo con lo que no quería tener nada que ver; me resistí todo lo que pude. Pero al final me dije: 'Bueno, voy a intentarlo'", ha explicado la modelo y aspirante a actriz en conversación con el portal 'Extra', reconociendo que la alargada sombra de sus progenitores le parecía un obstáculo insuperable. "Era exactamente por eso. Quería ser granjera y mudarme a algún lugar en el medio de la nada".

Pese a que Ireland sea una verdadera amante de los animales, como demuestra en su Instagram, basta con echar un vistazo a la campaña de la marca Guess que acaba de protagonizar para darse cuenta de que su lugar está frente a las cámaras.

"Jamás pensé que podría acabar ocurriendo algo parecido, pero es increíble. Aún no me lo creo ni cuando miro los anuncios", explica ella aún sorprendida.

Por: Bang Showbiz 

 

Temas Relacionados: 
Publicidad