Se encuentra usted aquí

Dos meses después y Kim Kardashian no puede agradecer a la policía parisina

Fuentes de la investigación policial reconocen que no hay suficientes progresos para resolver el caso y podría tardar 'meses o años' en identificar a los agresores.

Dos meses después y Kim Kardashian no puede agradecer a la policía parisina

Desde que sufriera la traumática experiencia de verse maniatada y atracada a punta de pistola en la habitación de hotel en la que se hospedaba durante su última visita a París, Kim Kardashian ha preferido mantenerse alejada de la vida pública hasta que las autoridades francesas concluyan su investigación sobre tan dramático suceso y pongan a sus responsables a disposición judicial. Sin embargo, fuentes policiales habrían reconocido ahora que las pesquisas se encuentran a día de hoy en un punto muerto que impediría prever cuándo podría resolverse finalmente el caso.

"Han pasado dos meses desde el atraco y estamos todavía a años luz de identificar a los ladrones. Puede parecer algo extraño, pero parece que llevará meses, si no años, poner fin a tan misterioso asunto. Por el momento, las pruebas de las que hemos ido haciendo acopio no nos han ofrecido demasiadas claves para seguir avanzando. Es posible que la investigación se prolongue mucho más de lo esperado", comentó a la revista Us Weekly un informante que asegura formar parte del equipo encargado del caso.

Al margen de la incertidumbre que planea sobre algunos de los aspectos más relevantes del robo perpetrado contra la estrella televisiva, otros destacados miembros de los cuerpos de seguridad de la capital gala han querido expresar públicamente su convicción de que, más tarde o más temprano, los criminales serán encontrados y tendrán que pagar por sus actos.

"La Brigada de Represión del Vandalismo (B.R.B. por sus siglas en francés) tiene una dilatada experiencia a la hora de lidiar con sujetos armados que operan en este tipo de situaciones. Buena parte de sus efectivos y recursos se han puesto a disposición del caso de Kim Kardashian. Por el momento no se han detectado sospechosos, pero de los indicios que hemos hallado podemos concluir que el crimen es responsabilidad de una banda organizada que actuaba con estricta profesionalidad", expresaba recientemente Christian Sainte, jefe del departamento de policía parisino.

En los días posteriores a tan impactante noticia, la mujer del rapero Kanye West se vio obligada a cancelar repentinamente todos los compromisos sociales que tenía programados en su agenda, aunque la razón que explica que todavía no haya salido de su autoimpuesto encierro está en realidad ligada a los recientes problemas de salud que ha padecido su famoso marido, quien fue ingresado en un hospital de Los Ángeles hace dos semanas para lidiar con el agotamiento extremo que se deriva del estrés y la presión a la que se ha visto sometido a causa de su exigente gira de conciertos.

 

Publicidad