Se encuentra usted aquí

¿Qué significa ser amigo Unicef y qué hace Iván Lalinde por los niños?

El presentador de Caracol Televisión ha sido invitado a una misión que trata de replicar y contar todo lo que la entidad internacional hace entorno a los más

iVANlALINDEuNICEF090915.jpg

Iván Lalinde es amigo Unicef y en este momento Iván está en una misión en Putumayo, en el internado de Quinapejo.

 

“Todos los días de mi vida le doy gracias por las oportunidades que me da. Me permite ayudar desde mi oficio de comunicador, siendo amigo de Unicef”, asegura el presentador nos comparte los pormenores de su viaje.

 

Iván que luego de ser la imagen central de ‘El precio es correcto’ y más recientemente de ‘Locos x la Tele’, se prepara intensamente para Asia Express, nuevo reality de Caracol Televisión.

 

En cuanto a las situaciones afrontadas por los niños del sur de nuestro país, Lalinde dice que “he podido llegar hasta sitios muy lejanos para ver otra realidad, otras vidas, en entornos complicados”.

 

Iván llegó hasta la Institución Educativa Rural de Quinapejo en el Municipio Puerto Guzmán de Putumayo. Allí los grupos al margen de la ley y algunos frentes de las Farc han dominado en su totalidad la zona y la ausencia del Estado es evidente. Sin embargo, es sorprendente y a la vez gratificante que cientos de niños, niñas y adolescentes sueñen todavía con un futuro decente y Unicef hace lo posible para que esto se vuelva realidad.

 

“Se trata de ‘pelaos’ que a pesar de lo duro que les ha tocado, están llenos de amor y gratitud, de ganas de tragarse el mundo como buenas personas”, asevera el presentador más querido por las amas de casa de nuestro país.

 

Además de esta linda misión con los niños, este viaje ha sido para la estrella de la pantalla chica un desafío propio. “Gracias a lo que vi derroté el miedo o mejor soy más sincero, el pánico que tuve horas antes de adentrarme en la ‘boca del lobo’, en esa selva dónde mandan las armas y la violencia”, comparte Iván con una corta sonrisa de satisfacción.

 

Iván Lalinde es consciente de su misión y las sonrisas y abrazos que recibió junto a la energía llena de amor por parte de los niños y confiesa que “lo que viene  para hacer en este país tan duro e insensible con los niños es duro pero cada vez tengo más clara esa misión de Unicef”.
 

Publicidad