Se encuentra usted aquí

Russell Crowe se arrepiente de los errores que cometió en el pasado

El actor se arrepiente de muchas equivocaciones del pasado aunque cree que es mejor seguir adelante sin regodearse en ello

Russell Crowe se arrepiente de los errores que cometió en el pasado

La vida del actor Russell Crowe cambió radicalmente tras separarse de su mujer Danielle Spencer en 2012 y aunque cree que es imposible "vivir sin arrepentimientos", se alegra de haber logrado mantener al menos una fuerte unión con sus hijos Charles y Tennyson.

"No veo cómo puede ser posible vivir sin arrepentimientos. Pero puedes dedicarte a perseguir todas esas cosas negativas o simplemente a vivir con ellas. Estos últimos cuatro años han sido un poco caóticos, con la separación y un montón de complicaciones. Sin embargo, también ha sido una época en la que he pasado los mejores momentos con mis hijos, momentos que recordaré para siempre. Así es como tiene que ser, ¿no? Así es la vida", reveló el intérprete a la revista People.

Ahora Russell prefiere afrontar la vida con una actitud positiva, pensando que todos sus errores anteriores le ayudan a ser mejor persona.

"No veo otra manera de educarte a ti mismo que aprendiendo a reconocer los momentos en los que no ofreciste necesariamente la mejor versión de ti mismo. Hay miles de momentos vergonzosos que me encantaría cambiar. Si tienes suerte, puedes decirte a ti mismo: 'Ya sé qué está pasando, y no tengo que volver a hacerlo'", explicó el australiano.

En cuanto a su carrera profesional, Russell ha aprendido a sentirse satisfecho sin conseguir el papel protagonista en todas sus películas.

"Sigo haciendo papeles principales, como en 'Noé', pero me gusta tanto como interpretar personajes secundarios, como Javert en 'Los Miserables'. Si te gusta dar vida a personajes, lo único que pasa es que van cambiando. Y yo siento pasión por mi trabajo", comentó el actor, antes de confesar que no le preocupa envejecer.

"No pasé mucho tiempo pensando en mi edad hasta que cumplí 48. Sonaba muy fuerte, es un viaje pesado porque ya no puedo escapar de él. Durante el tiempo que he pasado en los rodajes, me he roto los dos talones de Aquiles, he tenido calambres en las piernas y edemas de médula ósea debajo de mis dos rodillas. También me rompí una costilla y tengo una artrosis de cadera. Pero esas son las cicatrices que me he ido ganando".

Publicidad