Se encuentra usted aquí

Antonio Banderas: 'En mi separación no ha habido ni buenos ni malos'

El actor se niega a buscar culpables en el final de su matrimonio con Melanie Griffith porque lo que más le importa ahora es seguir manteniendo su amistad

Antonio Banderas: 'En mi separación no ha habido ni buenos ni malos'

Casi un año después de anunciar oficialmente su separación de la actriz Melanie Griffith, el actor Antonio Banderas sigue negándose a buscar culpables en el final de su matrimonio, ya que prefiere pensar que fue algo que sucedió de forma "natural" y que no tiene por qué significar el final de su relación con la que ya es su exmujer.

"Evidentemente ha sido un año de cambio. En la vida a veces hay que deconstruir y volver a construir por las circunstancias. Las cosas se dan de forma natural, donde la gente no es ni buena ni mala, nadie es bueno ni malo en una ruptura, las cosas llegan a su final de forma natural. Ha sido duro, se ha roto una relación de muchos años. Pero bueno, cambiamos de estatus. Yo a ella la sigo queriendo mucho y seguimos teniendo una relación de amistad", reveló el malagueño durante una entrevista al programa 'Los Informantes. Grandes historias' de la cadena Caracol TV.

Los próximos planes de Antonio pasan por retomar sus estudios asistiendo a la prestigiosa escuela Central Saint Martins de Londres para estudiar moda y diseño, lo que le permitirá de paso estar más cerca de su tierra natal y de sus seres queridos.

"Me gustaría pasar quizás más tiempo con mi familia. Esa es probablemente la asignatura pendiente de mi vida. Esa es probablemente la cruz más pesada que cargo sobre mis hombros en estos momentos, el no haber dedicado más tiempo a mi gente", reconoció al mismo medio.

A pesar de sus planes de adentrarse en el mundo de la moda, Antonio no tiene previsto abandonar su carrera cinematográfica, aunque no precisamente porque quiera seguir recopilando galardones, como por ejemplo uno de los de la Academia de Cine.

"Eso del Óscar está más en la cabeza de la gente, que tiene una tendencia extraordinaria a ponerle etiquetas a las cosas. Con el tema del Óscar tienen que darse muchas circunstancias, tienes que tener un mundo de relaciones muy bien fabricado para que en un momento dado te voten todos a ti. Y yo quizás haya fallado en ese aspecto, pero no me preocupa, la verdad", añadió.

Publicidad